Falta de participación ciudadana en la toma de decisiones

FACUA Sevilla alerta de que la ampliación de la zona azul agravará los problemas de movilidad

Pretender acabar con el acoso de los ‘gorrillas’ con más costes para los ciudadanos es como apagar el fuego con gasolina, advierte la asociación.

FACUA Sevilla alerta de que la ampliación de la zona azul en 3.173 plazas (un aumento del 77%) no sólo no soluciona los problemas de movilidad de la ciudad sino que puede agravarlos aún más.

Tal y como ya advirtió FACUA Sevilla, la propuesta aprobada en el Pleno para privatizar este servicio ha abierto la puerta a su ampliación con el único objetivo de aumentar los beneficios de la futura empresa concesionaria a costa del bolsillo del ciudadano.

En lugar de medidas como ésta, FACUA Sevilla considera prioritario establecer aparcamientos gratuitos en el entorno de las zonas saturadas de tráfico y combinarlo con una mejora de la frecuencia y la calidad del transporte público de la ciudad.

La asociación lamenta que el Ayuntamiento que dirige Juan Ignacio Zoido intente engañar a la ciudadanía al vender la ampliación de la zona azul como la creación de nuevas plazas de aparcamiento –de pago-, cuando en realidad se trata de la supresión de otras que hasta ahora eran gratuitas.

No garantiza el fin del acoso de los 'gorrillas'

FACUA Sevilla se pregunta los motivos que han llevado a imponer el estacionamiento limitado en barrios como Bami mientras se retiran de forma significativa plazas de pago en otros como los Remedios, donde quedarán reducidas a la mitad.

Para FACUA Sevilla, pretender acabar con el acoso de los gorrillas con la repercusión de más costes a los ciudadanos es como apagar el fuego con gasolina, algo que no garantiza el fin de este fenómeno y que puede provocar una doble imposición por aparcar: una por parte del Ayuntamiento, y otra de los vovis ilegales.

Por el contrario, FACUA Sevilla estima necesario aumentar la presencia de los cuerpos de seguridad en las zonas afectadas y promover la actuación de los servicios sociales sobre este colectivo, en muchos casos compuesto por personas en situación de exclusión social.

La alta rotación, un agravio a los trabajadores de La Cartuja

FACUA Sevilla considera un agravio a los trabajadores de La Cartuja la catalogación de esta zona como de alta rotación, algo que podría provocar costes de hasta diez euros por cada jornada laboral de ocho horas, además de las constantes interrupciones para ampliar el horario de los tiques.

Para FACUA Sevilla, es una temeridad aplicar esta medida mientras no se proporcionen plazas gratuitas para los empleados del parque tecnológico y se mejore de forma efectiva el acceso a la isla a través del transporte público.

Falta de participación ciudadana

FACUA Sevilla considera un insulto a los consumidores las declaraciones del delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno, quien asegura que la medida "ha tardado porque se ha debatido con comerciantes, vecinos y empresarios", y sin embargo deja al margen a los representantes de los usuarios.

La asociación critica que el Gobierno municipal no disponga de plan alguno en materia de movilidad donde se debatan con los agentes sociales decisiones que afectan a miles de sevillanos, en lugar de limitarse a desmontar todo lo promovido durante la anterior legislatura.

FACUA Sevilla rechaza la ausencia de participación de las organizaciones cívicas en la toma de decisiones de las políticas relacionadas con el tráfico y la movilidad, al igual que sucede con órganos como el Consejo de Comercio, que sigue careciendo de representatividad por parte de las asociaciones de consumidores y usuarios.

Ya somos 188.765