Tras años sin cumplir sus obligaciones de mantenimiento, Adif los pone en manos de una empresa privada

FACUA considera un abuso y de dudosa legalidad que haya que pagar por ir al baño en Madrid-Atocha

Critica el cinismo de los responsables de Adif, que argumentan que los usuarios tienen "cotas elevadas de satisfacción" en las estaciones donde los aseos son de pago.

FACUA-Consumidores en Acción considera un abuso y de dudosa legalidad que haya que pagar por ir al baño en la estación de ferrocarriles de Madrid-Atocha.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ente público del Ministerio de Fomento, ha anunciado que cede la gestión de los aseos de la estación a la empresa 2theloo -salvo los de la sala de embarque- y que ésta fijará un precio por usarlos.

FACUA advierte que con esta práctica, Adif ingresará dinero por dos vías a cambio de la prestación de los mismos servicios. Por un lado, lo que cobra por el uso de sus infraestructuras a Renfe y el resto de operadores, que a su vez se lo repercuten a los pasajeros en el precio del billete. Por otro, el beneficio que obtenga de la concesión a 2thelo, que también cobrará a los usuarios.

Los aseos son un elemento esencial con el que debe contar un recinto de estas características por motivos de salud pública. No es un servicio adicional por el que pueda cobrarse, advierte FACUA, que demanda a las autoridades de protección al consumidor el Gobierno y las comunidades autónomas que analicen el posible carácter abusivo -y por tanto ilegal- de esta práctica.

¿Mañana cobrará por usar las escaleras mecánicas?

Cobrar por permitir la entrada al baño resulta tan admisible como hacerlo por utilizar las escaleras mecánicas, las convencionales o por la misma entrada en la estación, denuncia la asociación.

Con la argumentación de Adif, la empresa concesionaria de la gestión de los aseos podría cobrar tarifas distintas por lavarse las manos con o sin jabón, secárselas, orinar o defecar.

FACUA advierte que Adif lleva años sin cumplir sus obligaciones como administrador de las infraestructuras ferroviarias manteniendo los baños de la estación de Madrid-Atocha en unas condiciones que dejan mucho que desear. Y ahora, en lugar de comenzar a hacerlo, pretende convertirlos en un negocio por el que los usuarios tienen que pagar por partida doble -ya lo hacen en el billete-.

FACUA critica el cinismo de los responsables de Adif, que argumentan que los usuarios tienen "cotas elevadas de satisfacción" en las estaciones donde los aseos son de pago.

Ya somos 190.676