Da la razón al Ayuntamiento y a una comunidad de vecinos

El TSJA obliga a Endesa a retirar dos antenas de telefonía cercanas a la Plaza de España de Sevilla

El alto tribunal confirma la resolución de la Gerencia de Urbanismo, que ordenó a Sevillana a retirar de su cubierta dos mástiles con varias antenas y radioenlaces en 2007.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha obligado a Endesa a retirar dos antenas de telefonía de su sede central en Sevilla por no disponer de licencia y por su cercanía al centro protegido de la Plaza de España, según publica ideal.es.

El alto tribunal da la razón así al Ayuntamiento de Sevilla y a una comunidad de vecinos y confirma la resolución de la Gerencia de Urbanismo, que ordenó a Sevillana Endesa a retirar de su cubierta dos mástiles con varias antenas y radioenlaces en 2007.

Con esta sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el TSJA cierra un pleito iniciado en 2005 por la comunidad de propietarios de la calle Pedro de Castro, vecina de Endesa. Además, ha impuesto a la compañía el pago de las costas judiciales.

Para el tribunal, que ha rechazado todos los motivos de recurso, "es clara la naturaleza del procedimiento de restablecimiento de la legalidad urbanística", que debe realizarse con la "restitución de la realidad física alterada, mediante la retirada de las instalaciones realizadas sin licencia".

El TSJA rechaza que la orden municipal estuviese prescrita y niega que el Consistorio vulnerase la doctrina que prohíbe ir contra los actos propios, debido a que, tras una primera petición de retirada, "se mantuvo una reunión con la Gerencia de Urbanismo para consensuar una solución que pusiera fin definitiva a este litigio".

La empresa llegó a remitir en diciembre de 2005 un plan de reubicación y, en su defensa, alegaba haber quedado "a la espera de una respuesta a las alternativas propuestas y en lugar de ello se acordó el desmontaje", por lo que consideraba violado "el principio de confianza legítima ante la expectativa de una solución negociada".

El alto tribunal andaluz explica que en ese intervalo de tiempo fue ordenada una resolución de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico para prohibir todo tipo de equipos en el edificio, catalogado como de protección integral.

Según el TSJA, dicho informe contrario fue adoptado "por un órgano ajeno a la Administración municipal a la que corresponde otorgar licencia", por lo que no se puede alegar que el ayuntamiento fuera en contra de sus propios actos.

El alto tribunal añade que la orden no fue "desproporcionada", puesto que las antenas son "fácilmente desmontables con un coste de 11.300 euros".

También rechaza el TSJA que la licencia se consiguiese por silencio administrativo, puesto que el plazo empieza a contar cuando la documentación esté completa tras subsanar las carencias necesarias, no cuando se presenta la solicitud.

Ya somos 190.562