Una llamada nacional con Amena, Movistar y Vodafone es mucho más cara que hablar desde un fijo con EE.UU. o la UE

FACUA ha comparado los treinta y dos planes tarifarios con contrato y tarjeta de las tres compañías de telefonía móvil.

Realizar una llamada nacional con Amena, Movistar y Vodafone resulta mucho más caro que hablar desde un fijo con Estados Unidos (EE.UU.) o la Unión Europea (UE). Y es que las tarifas de las compañías de telefonía móvil que operan en España son excesivas, según un estudio realizado por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) en el que ha comparado los treinta y dos planes tarifarios para particulares de las tres empresas del sector.

La Federación demanda una bajada sustancial en las tarifas de los operadores móviles, máxime teniendo en cuenta que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) les ha impuesto la reducción de los costes que se cobran entre sí por la interconexión (el uso de la red de otra compañía cuando se realiza una llamada a uno de sus móviles), que debe repercutirse en los usuarios.

Una llamada nacional a un fijo o un móvil desde Amena, Movistar y Vodafone cuesta una media de 0,32 euros por minuto más IVA en horario normal y 0,20 euros por minuto en horario reducido, mientras que hablar desde casa con la UE (llamando a un fijo) o EE.UU. (a un fijo o un móvil) supone 0,12 euros el minuto (tarifas de Telefónica de España). Así, en horario normal, una conversación de quince minutos desde un móvil a un número del territorio nacional cuesta una media de 5,71 euros (con el IVA y el coste de establecimiento de la llamada incluido), mientras que hablar desde un fijo con otro fijo o un móvil de EE.UU. supone 2,23 euros, un 61% menos.

Amena tiene nueve planes tarifarios para los clientes con contrato, Movistar seis y Vodafone cinco. En el caso de las tarjetas de prepago, Amena ofrece cuatro modalidades de tarifas, Movistar cinco y Vodafone tres.

Las diferencias entre las tarifas de las compañías alcanzan hasta el 1.233% si se comparan las que tiene el coste por minuto más bajo (0,06 euros) y más alto (0,80). En términos absolutos, la tarifa más cara es hasta trece veces mayor que la más barata.

Las más económicas pueden salir muy caras

Pero FACUA advierte que buena parte de los planes no tienen un precio fijo para cualquier horario y destino, y los costes por minuto más bajos tienen como contrapartida precios desproporcionados en otras horas o destinos.

El ejemplo más llamativo es el de la Tarjeta Joven de Amena, cuya engañosa publicidad sólo habla de una tarifa de 0,06 euros por minuto que en realidad se reduce a la franja entre las 0:00 y las 8:00 horas, y alcanza los 0,80 euros por minuto de lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas.

También hay que valorar los planes con contrato o tarjeta que ofrecen un coste por minuto muy bajo para llamadas a móviles de la misma compañía pero que se dispara en el resto de destinos.

Tarifa fija para todos los destinos

En las modalidades de contrato, de los diecinueve planes tarifarios con el mismo coste independientemente del horario y destino, destaca el contrato Plus 24 Horas de Movistar, 0,18 euros por minuto, que exige un consumo mínimo mensual de 9,00 euros; seguido por el contrato Libre 18 de Amena, con el mismo coste por minuto pero un gasto mínimo obligatorio de 18,00 euros mensuales.

Conforme aumenta el consumo mínimo exigido, las tarifas fijas para todos los destinos pueden bajar hasta los 0,13 euros por minuto con los planes Libre 50 de Amena, Plus Plan 60 de Movistar y Universal 60 de Vodafone, que están condicionados a un gasto mensual de al menos 50 euros en el primer caso y 60 euros en los otros dos.

Tarjetas de prepago

En las tarjetas de prepago, destaca la Libre de Amena, con un coste por minuto de 0,21 euros para cualquier horario y destino, aunque exige una recarga mínima de 10,00 euros al mes. Le sigue la Autorrecargable de Vodafone, cuyo coste por minuto es de 0,28 euros. Movistar es la compañía que tiene la tarjeta con tarifa fija para cualquier destino con un coste más elevado, la Activa 24 Horas, 0,30 euros.

FACUA advierte que las recargas de Movistar caducan a los seis meses y la compañía anula los números de teléfono si permanecen cuarenta y seis días sin saldo. Un periodo muy inferior a los que ofrecen las otras dos compañías. En el caso de Amena, las recargas tienen una validez de doce meses sin obligación de realizar una nueva y pasado ese plazo, el cliente tiene otro mes para realizar otra recarga o pierde su número y el saldo. Las recargas de Vodafone tienen un plazo de nueve meses y tras ese periodo, hay tres meses para hacer una recarga o se pierde el saldo y el número.

Además, hay que tener en cuenta que mientras que en los planes con contrato las llamadas se facturan por segundos tras el primer minuto de conversación, que se cobra siempre completo, en las tarjetas de prepago de las tres compañías la facturación se realiza por fracciones de 30 segundos después del primer minuto.

Llamadas frecuentes

Un aspecto de gran importancia a la hora de elegir una modalidad de contrato o tarjeta es que ofrezca una tarifa reducida para llamar a determinados números de la misma compañía de uso frecuente y que ello no implique el pago de una cuota mensual. Así, los operadores ofrecen en determinados planes tarifas de entre 0,03 y 0,10 euros por minuto para las llamadas a varios números de la misma compañía o al resto de líneas del operador contratadas por el titular.

Ya somos 203.734