Tras perder el juicio

Ryanair elude pagar 2.000 euros de indemnización a una pasajera por tener en su cuenta sólo 67 euros

La aerolínea no dejó embarcar a la hija de la afectada por tener el pasaporte caducado desde el mes anterior, a pesar de que la normativa europea sí lo admite como válido.

La aerolínea irlandesa Ryanair ha evitado pagar una indemnización de 2.000 euros a una pasajera, que había ganado el juicio contra la compañía, al poseer la aerolínea con sólo 66,77 euros en la cuenta bancaria en España, según informa el diario El País

La afectada, Isabel Casasús Pueyo, una oscense de cuarenta y dos años, se disponía a coger un avión de Ryanair con destino París acompañada de hija de cinco años en mayo de 2011 en el aeropuerto de Zaragoza. Sin embargo, la compañía denegó el embarque a su hija por tener caducado su pasaporte desde el mes anterior, aunque la normativa europea indica que mientras el pasaporte no haya vencido hace más de cinco años sigue siendo un documento válido para volar desde España a algunos países de la Unión Europea, entre ellos Francia.

A pesar de lo que señala la normativa, el personal de Ryanair no permitió embarcar a Isabel y su hija, quien presentó una demanda contra la aerolínea. El Juzgado número 3 de Huesca señaló mediante sentencia el 29 de enero de 2013 que Ryanair estaba obligada a compensar a la afectada y al resto de su familia con un total de 2.000 euros, incluyendo en la cifra los daños morales causados. 

Tras la sentencia, la afectada advirtió que a pesar de que la aerolínea irlandesa cuenta con casi 570 millones de euros de beneficio global, su indemnización no iba a ser efectuada por tener Ryanair su cuenta en una filial madrileña del banco Barclays un saldo de unas pocas decenas de euros. 

"El resultado de la investigación de la Agencia Tributaria que ha seguido la sentencia ha sido que en la única cuenta bancaria que Ryanair tiene en España asociada con su CIF (el código de identificación fiscal) no había nada más que 66,77 euros", explica el abogado de Casasús en el juicio, Jorge Loste. "Nadie de Ryanair se presentó en el Tribunal", añade, "y no resultan bienes a nombre de la compañía en España. Pedimos que se le embargara la cuenta, pero mientras tanto el saldo ya se había quedado en cero".

El abogado señala que una comisión rogatoria internacional a Dublín se extendería mucho en el tiempo y por eso, llevarán a cabo otras medidas en España par que la sentencia se cumpla. "Ha sido imposible hablar con alguien de Ryanair. Esperamos que todo se solucione rápidamente, aunque la ejecución de las sentencias en este país es un trámite farragoso y agotador", afirma Loste.

Por su parte, Ryanair elude dar explicaciones sobre su situación bancaria y asegura que no puede poner en marcha una investigación interna al respecto sin que se le aporte más información, puesto que afirma que no le consta "ningún juicio o procedimiento sobre este caso".

Ya somos 188.933