Retiran de la venta aceite de oliva español adulterado en Taiwán

Tras los análisis preliminares, el producto final es una mezcla de aceite de oliva con otros aceites más baratos y clorofilona, un aditivo que intensifica el color verde.

El Departamento de Alimentos y Medicinas de Taiwán ha retirado de la venta varios aceites procesados por la empresa local Chang Chi, incluido aceite de oliva español, ante la sospecha de que están adulterados al contener el aditivo clorofilina cúprica, según informa el diario ElEconomista.es

Fiscales y funcionarios de Changhua, donde se encuentra la fábrica de Chang Chi, realizaron un registro de la empresa y requisó aceite y documentos, además de las fórmulas utilizadas por la empresa para el procesamiento de los aceites. 

Tras los análisis preliminares del aceite de oliva de origen español y procesado por Chang Chi, vendido como "cien por cien puro", el producto final es una mezcla de éste con otros aceites más baratos y clorofilona, un aditivo que intensifica el color verde.

El aceite de oliva "puro" de Chang Chi contiene un 20% de aceite de camelia, según declaró el director de Sanidad de Changhua, Yeh Yen-po, tras analizar las fórmulas requisadas a la empresa.

Pero el aceite de oliva procesado por la empresa isleña no es el único producto que está bajo sospecha de contener clorofilina. El aceite de semillas de uva que fabrica Chang Chi para la empresa Taiwan Sugar Corp también ha sido retirado de la venta. 

El año pasado se realizaron varias muestras de aceite de oliva de esta empresa isleña y mostraron que no era puro, pero la compañía adujo que los resultados se debían a una contaminación en el proceso de embotellado, por loq eu sólo recibió una multa. 

En marzo de 2013, se presentaron nuevas denuncias y el Buró de Salud Pública de Changhua realizó sus propios análisis del producto, que dieron en sus resultados niveles anormales de acidez en el aceite de oliva; sin embargo, en exámenes posteriores no se encontró nada especial.

Ya somos 188.763