JPMorgan pagará una multa de 3.000 millones de euros por las hipotecas basura

El banco pacta la compensación por colocar a agencias estatales estadounidenses créditos tóxicos.

El banco neoyorquino JPMorgan Chase & Co. ha acordado el pago de cerca de 4.000 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros) a las autoridades de EEUU por haber desinformado a los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac sobre la calidad los activos que les vendió antes del estallido de la burbuja hipotecaria.

De acuerdo al diario The Wall Street Journal, que cita fuentes próximas a las conversaciones entre JP Morgan y la Agencia Federal Financiera de la Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés), el acuerdo preliminar rondaría los 4.000 millones de dólares. De concretarse, la cifra sería notablemente inferior a los 6.000 millones de dólares (4.500 millones de euros) que se habían anticipado previamente.

El banco neoyorquino lleva meses en conversaciones con el Departamento de Justicia de EE.UU. para tratar de cerrar otras investigaciones pendientes por supuesto fraude financiero a la hora de vender activos respaldados por hipotecas y cuyo alto riesgo acabaron detonando el estallido de la burbuja inmobiliaria y la consiguiente crisis financiera de finales de 2008.

Con este pacto integral, JP Morgan busca evitar potenciales cargos civiles y criminales por su rol en el caso de las hipotecas basura.

La Agencia Federal Financiera de la Vivienda denunció en 2011 a JP Morgan y otras 17 entidades financieras por haber mentido acerca del riesgo de estos activos respaldados por hipotecas. En 2008 esta agencia federal absorbió a Fannie Mae y Freddie Mac para evitar su colapso como consecuencia de las pérdidas derivadas de la explosión de la burbuja inmobiliaria.

Este no es el único acuerdo alcanzado por JP Morgan, el mayor banco de EE UU, con las autoridades para solventar los cargos en su contra en las últimas semana. A comienzos de semana, anunció el pago de una multa de 100 millones de dólares al reconocer su mala conducta ante la Comisión de Negociación de Futuros (CFTC) de EE UU por el caso conocido como la ballena de Londres.

Las operaciones fallidas de la oficina de inversiones (CIO) de Londres de JP Morgan, y de uno de sus operadores conocido como la ballena de Londres, provocaron en 2012 unas pérdidas de 6.000 millones de dólares que los directivos trataron de ocultar.

Ya somos 188.948