Ya tenía una multa de 921 millones de euros

BP pagará 3.500 millones de euros más tras admitir su culpabilidad por el vertido del Golfo de México

La petrolera se declarará culpable de once cargos de delito grave por negligencia relativos a la muerte de once trabajadores de la plataforma y admitirá otros tres delitos por la contaminación del agua y de las especies de la zona y por obstrucción al Congreso.

La compañía petrolera British Petroleum (BP) ha admitido su culpabilidad por el vertido que se produjo en 2010 en la plataforma Deepwater Horizon, en el Golfo de México, y ha accedido a pagar 4.500 millones de dólares (unos 3.500 millones de euros) que se sumarán a las decenas de miles de millones ya dedicados a responder al desastre.

La compañía ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos que, a falta del visto bueno definitivo de un juez, supondrá la resolución de todos los cargos que pesaban contra BP y de las reclamaciones económicas planteadas por las autoridades federales.

El desastre de la plataforma Deepwater Horizon causó la muerte de once trabajadores y el vertido de millones de barriles de crudo en el Golfo de México durante ochenta y siete días.

La petrolera ha accedido a declararse culpable de once cargos de delito grave por negligencia relativos a la muerte de once trabajadores de la plataforma. Además, admitirá otros tres delitos por la contaminación del agua y de las especies de la zona y por obstrucción al Congreso.

Este reconocimiento de culpa supondrá, en cifras, el pago adicional a las autoridades federales de 4.500 millones de dólares, de los cuales 1.260 millones (921 millones de euros) son en concepto de multa, considerada la más alta de la historia judicial norteamericana.

El pago se realizará a plazos durante un periodo de cinco años. Al margen del compromiso económico, BP también ha accedido a adoptar medidas adicionales para mejorar la seguridad de sus instalaciones, que deberán someterse a análisis externos y contar con mejores equipos y protocolos de respuesta en caso de accidentes.

Satisfacción de BP

El consejero delegado de BP, Bob Dudley, ha vuelto a lamentar las muertes y el desastre medioambiental producido por la explosión de la plataforma y ha pedido disculpas.

El acuerdo representa que "hemos aceptado la responsabilidad por nuestras acciones", ha destacado en un comunicado Dudley, quien ha defendido que la compañía respondió tanto al vertido como a las reclamaciones posteriores.

"Creemos que esta resolución es lo mejor tanto para BP como para sus accionistas", ha asegurado, por su parte, el presidente de la petrolera, Carl-Henric Svanberg. En este sentido, ha defendido el compromiso de la compañía para salir "más segura" y "más fuerte" de este desastre, considerado la peor tragedia medioambiental de la historia de Estados Unidos.

Ya somos 188.765