FACUA reclama al Gobierno que aplique de una vez la ley e imponga sanciones contundentes

La propuesta que quiere hacer Mato a las telecos sobre el spam telefónico ya es una obligación legal

La Ley de Competencia Desleal dice que las empresas que realizan llamadas comerciales deben utilizar en estas comunicaciones sistemas que permitan a los consumidores dejar constancia de su oposición a seguir recibiéndolas.

La propuesta que quiere hacer Mato a las telecos sobre el spam telefónico ya es una obligación legal
FACUA advierte de que el problema no es la falta de regulación legal, sino que el Gobierno no está haciendo cumplir la normativa antispam. | Foto: [Duncan] (CC BY 2.0)

FACUA-Consumidores en Acción advierte que la propuesta que pretende hacer la ministra Ana Mato a las empresas de telecomunicaciones que realizan llamadas comerciales ya es una obligación legal establecida en la Ley de Competencia Desleal.

La titular de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha anunciado este martes en el pleno del Senado que propondrá a las empresas de telecomunicaciones que habiliten un sistema para que, en la misma llamada en que se realiza una oferta comercial, permitan que el consumidor pueda decir que no desea recibir más llamadas.

Sin embargo, el artículo 29.2 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, establece que
"se reputa desleal realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia, salvo en las circunstancias y en la medida en que esté justificado legalmente para hacer cumplir una obligación contractual".

En este sentido, impone que "el empresario o profesional deberá utilizar en estas comunicaciones sistemas que le permitan al consumidor dejar constancia de su oposición a seguir recibiendo propuestas comerciales de dicho empresario o profesional".

Además, señala que "para que el consumidor o usuario pueda ejercer su derecho a manifestar su oposición a recibir propuestas comerciales no deseadas, cuando éstas se realicen por vía telefónica, las llamadas deberán realizarse desde un número de teléfono identificable".

FACUA advierte que el problema no es la falta de regulación legal, sino que el Gobierno no está haciendo cumplir la normativa antispam. Así, la asociación reclama al Ejecutivo que aplique de una vez la ley e imponga sanciones contundentes.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) es el organismo que tiene las competencias sancionadoras ante este tipo de prácticas.

FACUA viene desarrollando una campaña contra el spam telefónico en la que promueve que los usuarios denuncien estas prácticas utilizando un formulario que pueden descargar en la web FACUA.org/antispam.

Ya somos 190.557