El Tribunal de Estrasburgo avala que se culpe a los medios de los comentarios ofensivos de sus lectores

Da la razón a los tribunales de Estonia que habían condenado a una publicación de ese país por las opiniones de sus seguidores a una noticia.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha avalado que los medios online se tengan que responsabilizar de los comentarios ofensivos publicados por sus lectores, al dar la razón a los tribunales de Estonia que habían condenado a un medio de ese país por los comentarios de sus lectores a una noticia.

Delfi, uno de los sitios de noticias más grandes de ese país, había apelado al TEDH tras ser considerado culpable por la justicia de Estonia por los comentarios difamatorios vertidos por sus lectores debajo de un artículo. En su recurso al tribunal europeo, el medio señaló que la condena suponía una interferencia en su libertad de expresión, protegida por el artículo 10 de la Convención de los Derechos Humanos.

Estrasburgo le ha dado la razón en este punto, pero ha añadido que se trata de una restricción a la libertad de expresión "contemplada en la ley" con un objetivo legítimo, como es la protección del derecho al honor de otra persona, una excepción prevista en el propio Convenio de Derechos Humanos, por lo que el fallo que le condenó está justificado.  

Así, el tribunal europeo ha determinado que, como editor profesional, Delfi debería haber valorado el riesgo que podía provocar la publicación del artículo y haber actuado para eliminar rápidamente cualquier comentario ofensivo. En este sentido, el TEDH señala que, aunque el portal eliminó los comentarios cuando se le pidió que lo hiciera, no tenía los instrumentos necesarios como para prevenir la publicación de comentarios insultantes de una manera automática.

Además, señala que, dado que culpar a los autores de los comentarios "hubiera sido extremadamente difícil", ya que el medio permite a los lectores hacer comentarios de manera anónima, responsabilizar al editor es "razonable", ya que el portal obtiene un beneficio comercial de la página web, cuyo parte de su contenido son los propios comentarios.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha advertido de que el fallo puede tener implicaciones para todos los portales de Internet que tengan abiertos foros o la posibilidad de que sus lectores hagan comentarios. El fallo puede ser recurrido ante la Gran Sala del TEDH.

Ya somos 188.802