Dos días para la línea telefónica y un máximo de seis si incluye banda ancha

La portabilidad fija reduce sus plazos pero siguen sin establecerse indemnizaciones si se incumplen

FACUA critica que, al igual que en móviles, la normativa no establece el derecho de los usuarios a ser indemnizados si sufren retrasos o problemas en las portabilidades.

La portabilidad fija reduce sus plazos pero siguen sin establecerse indemnizaciones si se incumplen

Desde este lunes 11 de noviembre, las portabilidades en telecomunicaciones fijas tendrán que hacerse efectivas en dos días desde la solicitud del usuario si sólo se trata de la línea telefónica y un máximo de seis si incluyen banda ancha. En telecomunicaciones móviles está establecido en dos días desde el 1 de junio de 2012.

Sin embargo, FACUA-Consumidores en Acción critica que, al igual que en las telecomunicaciones móviles, la normativa no establece el derecho de los usuarios a ser indemnizados si sufren retrasos o problemas en las portabilidades. Y ello pese a que las compañías sí están obligadas a abonarse indemnizaciones entre ellas de producirse estas anomalías, 2 euros por día.

La asociación critica que sus reivindicaciones para la protección de los derechos de los usuarios en materia de portabilidades hayan sido obviadas tanto por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) del Ministerio de Industria como por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), cuyas actividades y funciones se han integrado en la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

FACUA viene reclamando un marco de indemnizaciones por el que se establezca una cantidad fija a abonar al usuario por cada día de retraso. Cantidades que también deberían abonarse si, tras producirse la portabilidad, el abonado no puede recibir llamadas de determinadas compañías al no haber actualizado sus datos para enrutar las llamadas a su nuevo operador.

En este sentido, la asociación advierte que aunque por analogía pueden aplicarse las indemnizaciones por interrupciones en el servicio establecidas en la Carta de derechos del usuario de los servicios de comunicaciones electrónicas (Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo), esas cantidades son ridículas y deberían revisarse, además del hecho de que las portabilidades tienen una casuística que requiere una regulación específica.

Usuarios que no pueden recibir llamadas de determinadas compañías

FACUA viene advirtiendo a la Setsi y la CMT de la problemática que sufren los usuarios que, tras efectuar una portabilidad, descubren, pasados varios meses en algunos casos, que los clientes de una o varias compañías que intentan llamarlos escuchan una locución indicando que su teléfono no existe.

Así, se vienen produciendo problemas por los que en determinados casos, hay operadoras que no actualizan los datos de clientes que han sido objeto de portabilidades, con lo que enrutan las llamadas incorrectamente, como si siguieran perteneciendo a sus antiguas compañías.

Cuando se dan reclamaciones por esta causa, es frecuente que los servicios de atención al cliente de las operadoras no sean capaces de entender el origen del problema e incluso en ocasiones hagan creer a los afectados que está causado por fallos puntuales de cobertura.

Ya somos 190.565