75 años después del caso

20.000 euros por cada punto de minusvalía es la indemnización para las víctimas de la talidomida

En España, la farmacéutica alemana Grünenthal suministró unas seis millones de dosis de este medicamento que provocaba malformaciones y problemas internos en los fetos de las embarazadas que lo tomaban.

El Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid ha condenado a la farmacéutica alemana Grünenthal, fabricante de la talidomida, a indemnizar a las víctimas que agrupa la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite).

En una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el juez estima parte de la demanda interpuesta por Avite contra la farmaceútica alemana. De este modo, declara como afectados por la talidomida a los socios de Avite de los incluidos en el listado contenido en el auto del 6 de noviembre de 2012.

Según el auto, estos podrán percibir en el futuro las ayudas económicas establecidas en el Real Decreto 1006/2010 y tendrán que acreditar esta condición en ejecución de sentencia.

Además, condena a la demandada a indemnizar a cada uno de ellos con la cantidad de 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les haya sido reconocido por la Administración española, más intereses legales desde la fecha de interposición de la demanda con el incremento previsto legalmente a partir de esta resolución.

En el juicio, el representante legal de la empresa señaló que este fármaco "no estaba indicado para náuseas de embarazadas", pero reconoció que entonces, en el prospecto, no se las excluía porque en aquella época "no había concienciación" para este tipo de especificaciones.

Hasta 270 kilos de talidomida en España

La sentencia llega setenta y cinco años después del caso. Los efectos en los niños que nacieron entre los años 50 y 60 eran visibles: malformaciones y extremidades más cortas, e incluso problemas internos debido al medicamento que tomaron sus madres en el embarazo.

En España se importaron partidas de hasta 270 kilos de talidomida, que darían para unas seis millones de dosis. Sin embargo, la farmacéutica alemana siempre alegaba que se trataba de una medicina de poca implantación en nuestro país.

Ya somos 190.599