Privacidad

FACUA pide a Moratinos que intervenga ante el presunto espionaje del Gobierno de EE.UU. sobre las operaciones financieras de miles de usuarios

Los principales diarios estadounidenses han hecho público que bajo la excusa de la lucha contra el terrorismo internacional, el Gobierno de EE.UU. se ha hecho con una base de datos de transacciones financieras privadas de usuarios que, en su mayoría, no tienen nada que ver con grupos terroristas.

El presidente de la Federación de Consumidores en Acción (FACUA), Francisco Sánchez Legrán, ha dirigido una carta al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, en la que le solicita su intervención ante las presuntas actividades de espionaje llevadas a cabo por el Gobierno de EE.UU. sobre las operaciones financieras de miles de usuarios de todo el mundo, que han hecho públicas los diarios The Washington Post y The New York Times.

Ambos diarios, cuyas informaciones acaban de trascender a la prensa española, aseguran citando fuentes oficiales que bajo la excusa de la lucha contra el terrorismo internacional, las autoridades estadounidenses se han hecho con una base de datos de transacciones financieras privadas de usuarios que, en su mayoría, no tienen nada que ver con grupos terroristas.

Según ha afirmado en un programa de la televisión norteamericana el subsecretario del Tesoro para asuntos de inteligencia financiera y terrorismo, Stuart Levey, el Gobierno de EE.UU. presionó con éxito a un consorcio bancario internacional con sede central en Bruselas, la Sociedad Internacional para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias (Swift, en sus siglas en inglés) para que permitiese a la CIA, el FBI y otras agencias norteamericanas el acceso a sus archivos confidenciales.

La información aparecida en prensa indica que el citado consorcio bancario ha reconocido en un comunicado oficial haber recibido orden de EE.UU. de facilitarle información sobre sus actividades y clientes. Swift encauza miles de millones de transacciones bancarias cada año entre alrededor de 7.800 entidades de todo el mundo.

Asimismo, las citadas informaciones apuntan a que el Gobierno norteamericano ha indicado que el Banco Central Europeo estaba al corriente de estas actividades.

FACUA considera que puede haberse producido un grave atentado a los derechos civiles de miles de consumidores, entre ellos posiblemente ciudadanos españoles. Las citadas prácticas de espionaje suponen una vulneración de los derechos a la intimidad de los usuarios, a la protección de sus datos personales y a la seguridad de sus operaciones financieras.

Por ello, ha pedido al ministro Moratinos que ponga en marcha las actuaciones oportunas, en coordinación con el resto de ministerios competentes del Gobierno de la Nación, a fin de:

- Solicitar explicaciones al Gobierno de EE.UU. sobre las graves prácticas cometidas, ante cuya confirmación deben tomarse las medidas legales que procedan una vez se determinen las normas nacionales e internacionales que hayan sido vulneradas.

- Requerir información al Banco Central Europeo para verificar si estaba al corriente de las irregularidades, para en su caso tomar las medidas legales que procedan sobre dicho organismo.

- Solicitar al Banco de España que aclare si tenía conocimiento de las prácticas de espionaje descritas, para proceder en su caso con las medidas que correspondan.

- Evaluar las medidas que deben tomarse desde el Gobierno español ante el consorcio bancario internacional Swift y las entidades que forman parte del mismo.

- Tomar las medidas necesarias para garantizar que las graves irregularidades presuntamente cometidas sean paralizadas y no prosigan en el futuro.

Ya somos 198.214