FACUA Andalucía rechaza el retroceso para la ciudadanía que supone la reforma de la Administración local

La federación considera que el objetivo de la ley es buscar nuevos nichos de negocio para el sector privado en detrimento de lo público y de la vocación de servicio a la ciudadanía.

FACUA Andalucía rechaza el nuevo retroceso para la ciudadanía y para el municipalismo democrático que supondrá la llamada Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

Para la presidenta de FACUA Andalucía, Olga Ruiz, “estamos ante una ley de mercantilización de los municipios”, que nuevamente “marca la preeminencia del artículo 135 de la CE sobre derechos básicos de la ciudadanía”.

Ruiz denuncia que la reforma “priva de competencias a los ayuntamientos, la administración más cercana a la ciudadanía”, que además “profundiza en la desregulación del mercado y exime de autorizaciones y controles preventivos el ejercicio de actividades”.

La presidenta de FACUA Andalucía considera que este cambio normativo “sienta las bases para la privatización de los servicios públicos municipales” como agua, saneamiento, recogida de basuras o limpieza viaria.

Para FACUA Andalucía, la ley de reforma local busca nuevos nichos de negocio para el sector privado en detrimento de lo público y de la vocación de servicio a la ciudadanía.

FACUA Andalucía alerta de que la ley supondrá la privatización de servicios públicos municipales, con el consecuente riesgo de encarecimiento de sus tarifas; precarizará y provocará la pérdida de la calidad de los servicios, al alejarlos de los ciudadanos y de la gestión pública; y supondrá la pérdida del control, la ausencia de participación y una menor transparencia en la gestión de los recursos públicos por parte de la ciudadanía en la gestión y en la calidad de la prestación de los servicios públicos.

Acto de rechazo

Olga Ruiz, participó este viernes 20 en un acto de rechazo junto al vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, la secretaria general de Consumo, Dolores Muñoz, el director general de Administración Local, Francisco Javier Camacho, y representantes de otras asociaciones de consumidores y del Consejo Andaluz de Consumo.

Precisamente el pleno de este organismo ha aprobado una resolución en la que rechaza la ley “que modifica radicalmente y suprime la defensa de las personas consumidoras y usuarios como competencia propia de los municipios”.

FACUA Andalucía hace un llamamiento a la Junta de Andalucía para que valore recurrir esta reforma.

Ya somos 188.842