La organización cambió de lugar con menos de 24 horas de antelación

FACUA Córdoba denuncia el traslado de una fiesta de fin de año a un local con un aforo menor al vendido

El evento estaba previsto para este martes 31 en la Bodega Yerbabuena con capacidad para más de 700 personas, de las que tenían más de 550 entradas vendidas.

FACUA Córdoba denuncia el traslado de una fiesta de fin de año que se debía celebrar en la Bodega Yerbabuena, en el Poligono de Chinales, con capacidad para más de 700 personas y que ahora la organización con menos de veinticuatro horas de antelación, ha decidido trasladar a un local del Brillante, con una capacidad muy inferior de aforo.

Los organizadores han anunciado en su cuenta de Twitter que la fiesta "se traslada a KSI500 en las mismas condiciones porque Yerbabuena pedían un mínimo de 700 personas". FACUA Córdoba alerta de que llama la atención que la organización anunciara pocas horas antes "que ya habían vendido mas de 550 entradas" y poco después señalaran el cambio de local.

Ante las numerosas llamadas de denuncia que se están recibiendo por parte de los afectados, FACUA Córdoba recomienda a quien no esté dispuesto a aceptar este cambio de local y por ende de las condiciones contratadas, que soliciten la devolución del dinero a la organización y en su caso de no ser atendidos interpongan la correspondiente reclamación.

Necesidad de aumentar las inspecciones  

FACUA Córdoba exige que las administraciones deben realizar las actuaciones e investigaciones oportunas con el fin de garantizar la existencia de las licencias y permisos preceptivos y el cumplimiento de los requisitos legalmente exigidos para la celebración de este tipo de eventos.

La asociación exige que se aumenten las inspecciones para que, en caso de que los establecimientos no cumplan con los requisitos necesarios, se proceda a prohibirlos y que, en virtud de la potestad sancionadora que tienen las autoridades, se inicien procedimientos sancionadores contra los infractores.

Para FACUA Córdoba, una vez más se hace evidente la necesidad de aumentar los controles por parte de las autoridades de consumo y la Policía local en discotecas y salas de fiestas, con el fin de evitar sucesos como la avalancha que se dio el pasado 24 de octubre en la discoteca Podium.

Ya somos 190.612