El III Congreso de FACUA reelige presidente a Francisco Sánchez Legrán

El Congreso aprueba resoluciones sobre la reforma de la Ley de Comercio, los derechos de los inmigrantes, la futura Ley de Farmacia y el Plan Estratégico de Protección al Consumidor para Andalucía.

Los cincuenta delegados reunidos hoy en Sevilla en el III Congreso de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) han mostrado su respaldo unánime a la labor desarrollada por Francisco Sánchez Legrán al frente de la organización. Sánchez Legrán, que ha sido reelegido presidente de la Federación, ha advertido que "el reconocimiento de FACUA por parte de la Administración, los empresarios y los ciudadanos como la organización más representativa de los consumidores andaluces es fruto de años de lucha defendiendo a los usuarios con total independencia de los poderes públicos, los partidos políticos y los empresarios".

"Los consumidores organizados debemos convencer al conjunto de los ciudadanos de que sólo uniéndonos en grandes asociaciones podremos enfrentarnos con éxito a los abusos del mercado y obligar a las Administraciones públicas a que garanticen con mayor eficacia la protección de los derechos de los usuarios", ha dicho Sánchez Legrán, quien ha animado a los cincuenta delegados a "fortalecer la estructura de cada asociación para reforzar con ello el proyecto consumerista de FACUA".

El III Congreso de FACUA ha elegido también a su nueva Junta Directiva, que amplía su número de miembros a diecisiete. Junto al presidente, Francisco Sánchez Legrán, Miguel Angel Santos Genero seguirá desempeñando el cargo de secretario general de la Federación, que tendrá a partir de ahora dos vicepresidentes, José Carmona Sánchez por Andalucía occidental y Pedro Muñoz Ramón por Andalucía oriental.

Tras ratificar su documento central, Fortaleciendo nuestra estructura interna, fortaleceremos nuestro proyecto consumerista, el Congreso de FACUA ha aprobado varias resoluciones. La primera de ellas se refiere al proyecto de Ley de Ordenación Farmacéutica de Andalucía (LOFA), cuya aprobación al inicio de la próxima legislatura es una de las reivindicaciones prioritarias para la Federación.

La LOFA constituye "un claro ejemplo de que la participación y el consenso entre el empresariado, las Administraciones públicas y los representantes de los consumidores no sólo es posible, sino que arroja resultados muy satisfactorios para la sociedad", dice esta resolución del Congreso, que continúa afirmando que "FACUA ha apoyado decididamente un modelo de farmacia estrictamente regulado y excluido del libre mercado, tal y como queda recogido en el proyecto de Ley, frente a las tentaciones liberalizadoras del modelo anglosajón que tratan de llevar el medicamento a los supermercados".

En otra resolución del Congreso, relativa a la reforma de la Ley de Comercio Interior de Andalucía, "FACUA exige su participación en el proceso de modificación de la Ley, porque no entenderíamos que dichos cambios se hicieran al margen o de espaldas a los consumidores y a sus representantes".

En este documento, la Federación advierte que "la Ley puede y debe ser mejorada en algunos de los títulos que la componen debido en gran medida a los procesos de fusiones que se están produciendo en el sector comercial, y que sin duda van a modificar el panorama comercial de nuestra Comunidad, así como a la entrada de nuevas fórmulas de distribución comercial y al espectacular aumento de las transacciones que se realizan por medio del comercio electrónico". "Además", continúa, "se deben articular medidas que garanticen la seguridad de los consumidores que acuden a los establecimientos a realizar sus compras y poner fin a promociones engañosas y fraudulentas que no hacen más que lesionar nuestros derechos".

La protección del inmigrante como consumidor es el título de otra de las resoluciones, en la que FACUA plantea "la necesidad de hacer una reflexión sobre la situación del inmigrante en nuestra Comunidad Autónoma y, fundamentalmente, de su posición como consumidor en un libre mercado muy agresivo que aprovecha las vulnerabilidades de los más débiles para exprimir sus beneficios".

FACUA apuesta por "la solidaridad con unos ciudadanos que, en un futuro inminente, serán indispensables para cubrir con su mano de obra el vacío que dejará el descenso y envejecimiento de la población española". Asumiendo "su responsabilidad en la sociedad andaluza", FACUA desarrollará programas para la elaboración de instrumentos educativos, formativos e informativos para su difusión en colaboración con las organizaciones ciudadanas más cercanas a la problemática del inmigrante, procurando la formalización de convenios de colaboración, además de instrumentar unas vías de asesoramiento especializado y directo ante las reclamaciones que puedan plantear los consumidores inmigrantes.

En otra resolución, titulada Por un Plan Estratégico de Protección al Consumidor para Andalucía, FACUA apuesta por el desarrollo de un Plan alternativo al elaborado en el ámbito nacional, que presenta un claro carácter regresivo y paternalista, en cuya elaboración debe desempeñar un papel clave el Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, integrado por las tres federaciones de consumidores de ámbito autonómico: FACUA, que ostenta su presidencia, Al-Andalus y UCE-Andalucía.

Ya somos 198.216