Gracias a nuestros socios

FACUA avanza hacia la autofinanciación de sus gastos corrientes para no depender de las subvenciones.

Una organización de consumidores se legitima cuando la sociedad la valora como una institución útil y necesaria para la defensa de los derechos e intereses de la parte más débil del mercado. Es decir, cuando los ciudadanos, en su calidad de consumidores y usuarios de bienes y servicios, la habilitan.

Basándonos en esta afirmación, podemos decir que hoy nadie puede negar que FACUA es una organización útil y necesaria para enfrentarse a los abusos del mercado. Cuenta con el apoyo de decenas de miles de ciudadanos que han optado por seguirnos y apoyarnos a través de diferentes vías, ya sea asociándose o siguiéndonos a través de las distintas redes sociales. Una organización que ha recibido también el apoyo de decenas de profesionales del cine, la televisión, el teatro, la música y el periodismo, que han creído en nuestro proyecto y nos han ofrecido su imagen para apoyar a FACUA en la denuncia de los abusos del mercado y para invitar a los consumidores a unirse a nuestra organización.

Tampoco nadie puede negar que FACUA cuenta con el reconocimiento de los diferentes medios de comunicación. Nos consideran una entidad generadora de opinión desde posiciones de total independencia de partidos políticos, poderes económicos, sindicatos y gobiernos.

Posiblemente por ser como somos, una organización crítica e independiente, en agosto de 2012 recibimos una amenaza hoy incumplida por parte del Instituto Nacional del Consumo, organismo dependiente del Gobierno central. En la misma se hablaba de una posible ilegalización de FACUA como organización de consumidores si seguíamos manteniendo nuestras posiciones críticas e independientes frente a las subidas de impuestos y tasas, contra los recortes en sanidad, educación, servicios sociales, y contra las demás medidas del Gobierno que afectaban negativamente al Estado de Bienestar.

Mirando hacia atrás sin ira, podemos decir que desde el mismo momento en que se hizo pública aquella amenaza y hasta hoy, miles de ciudadanos nos han ido mostrando su voluntad de apoyarnos y de unirse a FACUA como asociados o seguidores. A la vez, decenas de organizaciones sociales, sindicales y políticas nos mostraron en aquellos momentos difíciles su apoyo y solidaridad en nuestra lucha por defender nuestro derecho a la libre expresión.

Por ello, tenemos que decir que todo lo que estamos consiguiendo y lo que somos ha sido posible por el apoyo que hemos recibido de decenas de miles de asociados. Todo ello gracias, especialmente, a nuestros socios de pleno derecho. Con sus cuotas anuales están haciendo posible que FACUA pueda lograr la autofinanciación de sus gastos corrientes y no tenga que depender de las subvenciones públicas para garantizar su funcionamiento diario, y con ello lograr nuestra independencia económica, que es un elemento fundamental junto a nuestra independencia política sobradamente demostrada.

Ya somos 188.766