FACUA critica el aumento de grasas vegetales en el chocolate aprobado por la Unión Europea

La Federación denuncia que la inclusión de hasta un 5% de grasas vegetales perjudicará seriamente a los países africanos productores de cacao.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) critica la decisión del Parlamento Europeo de autorizar la utilización de hasta un 5% de materias grasas vegetales en la fabricación del chocolate. Esta medida, además de afectar negativamente a la calidad del producto, perjudica a la economía de los países africanos productores de cacao.

En este sentido, FACUA hace un llamamiento a los consumidores para que se solidaricen con los productores del Tercer Mundo y compren chocolate con el menor porcentaje posible de grasas vegetales, contribuyendo así al desarrollo de los países pobres y evitando que las grandes multinacionales engrosen sus beneficios a costa de la ruina de aquéllos.

Dicha medida viene a unificar las políticas de calidad alimentaria de los países comunitarios, ya que algunos de ellos como Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Suecia, Austria y Finlandia ya venían sustituyendo ese 5% de cacao por aceites vegetales. Hasta el momento, en España la única grasa permitida en la elaboración de chocolate era la manteca de cacao.

FACUA advierte que los efectos económicos que la normativa tendrá para los países productores de cacao serán muy graves, ya que la disminución de la demanda de cacao afectará a dos millones de familias de agricultores africanos. Esto viene a sumarse a la actual situación de estas familias, ya de por sí preocupante, puesto que en los últimos años los precios del cacao han disminuido de tal forma que en la actualidad resulta más barato que hace treinta y cinco años.

La importancia del cacao para Africa radica en que el 60% se produce allí y, como monocultivo, se ha convertido en un recurso fundamental para la economía de países como Costa de Marfil, Ghana y Camerún, donde predominan las plantaciones familiares de una o dos hectáreas. Para estas familias, el único modo de vida posible es cultivar cacao, ya que las características de sus tierras no permiten dedicarlas a otro producto.

Europa, por su parte, consume la mitad del chocolate de todo el mundo y elabora el 60%, por lo que cualquier medida que tome sobre el cacao afecta fuertemente a los países africanos, donde es un producto fundamentalmente de exportación.

La medida tampoco beneficia a los consumidores en precio, ya que éste apenas bajaría: en Bélgica, donde el precio del cacao se ha hundido, el de las tabletas de chocolate no ha variado. Tampoco en calidad resultará beneficiosa, ya que en lugar de manteca de cacao se utilizará aceite de coco, palma o soja, productos que influyen en el incremento de los niveles de colesterol.

En definitiva, FACUA critica que los únicos beneficiados son los fabricantes de chocolate, ya que las grasas vegetales son hasta diez veces más baratas que el cacao. De esta forma podrán vender el producto al mismo precio que en la actualidad reduciendo los costes, por lo que incrementarían sus beneficios.

Ya somos 198.478