FACUA exige a Vodafone que rectifique su campaña navideña por incurrir en publicidad engañosa

La oferta de llamadas a 1 céntimo el minuto no se aplica a las dirigidas a móviles Amena y Movistar, que pueden costar hasta 59 céntimos/minuto (más IVA).

La factura de los nuevos clientes de Vodafone puede ser mucho más elevada de lo previsto estas navidades si dan de alta sus contratos o activan sus tarjetas atraídos por las vallas publicitarias que ofertan escuetamente "1 céntimo minuto" ya que las llamadas dirigidas a Amena y Movistar cuestan en realidad entre 10 y 59 céntimos por minuto (más IVA).

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha exigido hoy a Vodafone que rectifique su campaña navideña por incurrir en publicidad engañosa. FACUA advierte que los anuncios en vallas y marquesinas del operador de telefonía móvil únicamente tendrían que incluir el texto "a fijos y móviles Vodafone" después de "1 céntimo minuto" para dejar las cosas claras, como sí ha hecho en sus versiones en prensa y televisión, pero la compañía ha optado por un mensaje que induce a error a sus destinatarios, vulnerando con ello la Ley General de Publicidad.

El año pasado, Vodafone rectificó a instancia de FACUA dos anuncios de su campaña publicitaria de Navidad. La empresa utilizó en prensa el reclamo "habla gratis los fines de semana durante 6 meses", que tuvo que sustituir por otro más claro: "si consumes 15 euros cada mes, tendrás 150 minutos gratis en llamadas a números Vodafone nacionales los fines de semana durante 6 meses". En televisión también modificó su publicidad, que ofertaba engañosamente "6 meses de llamadas gratis", aunque en este caso de forma no tan satisfactoria para la Federación.

En la segunda campaña navideña rectificada por Vodafone en 2002, el operador ofrecía "hasta 60 euros en consumo" al comprar los packs objeto de la promoción. Sin embargo, la letra pequeña de los anuncios matizaba que la mitad de esta cantidad no podría utilizarse en llamadas, sino en mensajes cortos que además deberían consumirse "en los dos meses siguientes a la activación de la tarjeta".

En las navidades de 1997, Airtel (hoy Vodafone) lanzó una campaña que fue sancionada por engañosa por la Consejería de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid tras la denuncia presentada por FACUA. En ella, un niño utilizaba un móvil para llamar a todas las personas de una agenda y decirles: "Hola, soy Edu, feliz Navidad". Una voz en off explicaba que la promoción consistía en la contratación "sin alta, sin cuotas y tres meses con llamadas gratis". Sin embargo, un mensaje sobreimpresionado en la parte inferior de la pantalla, cuyo tamaño y velocidad hacían que el espectador no se percatase de su existencia o que no le prestase suficiente atención, indicaba que la oferta se limitaba únicamente a 30 minutos de llamadas gratis cada uno de los tres meses de vigencia.

Ya somos 190.601