Detenidas dos personas por el fraude de más de 253.000 euros a través de Internet

En la localidad malagueña de Manilva se bloquea una cuenta con 100.000 euros.

La Policía Nacional ha detenido en la localidad gaditana de Algeciras a dos personas, de cincuenta y de treinta y ocho años, como presuntas autoras de los delitos de estafa y falsificación de tarjetas de crédito. Al parecer, se realizaron cincuenta y dos operaciones con dos números diferentes en cuarenta y ocho horas, por una cantidad de 253.211 euros (348.372 dólares), que afectaban a una empresa de sistemas de pago seguro por Internet.

La investigación se inició el pasado día 24 de enero, a raíz de la denuncia presentada ante la Policía Nacional por representantes de una empresa internacional de sistemas de pago seguro por Internet en la que informaban de una supuesta estafa en la que su compañía habría resultado perjudicada.

Según denunciaban, uno de sus usuarios, del que aportaban nombre y un apellido, había utilizado tarjetas clonadas o sustraídas en territorio norteamericano, para obtener dinero líquido que remitió a distintas cuentas que poseía en Reino Unido y España. Además, parte del dinero había sido transferido posteriormente a una cuenta domiciliada en una oficina bancaria de Manilva (Málaga) y que se ha bloqueado por orden judicial.

Entonces, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, se inició una investigación para esclarecer los hechos y conocer y determinar tanto el modo de operar como la identidad y el paradero de los presuntos estafadores.

Las pesquisas llevaron a los agentes hasta un hombre norteamericano y su pareja, de origen inglés, que podría estar asentada en la zona occidental de la provincia de Málaga. Tras diversas gestiones en los municipios malagueños de Estepona y Manilva y en los gaditanos de San Roque y Algeciras, se localizó y detuvo en este último a dos personas por su presunta participación en la estafa.

Durante el operativo se realizó un registro en el domicilio de la pareja en el que se han incautado, entre otros efectos, cuatro ordenadores portátiles, cinco dispositivos portátiles de memoria informática, seis teléfono móviles, diecinueve tarjetas de crédito y 4.500 libras esterlinas en efectivo.

Cómo operaban

Según la investigación policial, el detenido tenía abiertas cuentas en una plataforma gestora de pagos y cobros en la web en Estados Unidos, Reino Unido y España. La operativa fraudulenta se había iniciado en las cuentas en la página que el ahora detenido poseía en EEUU para la compraventa de diferentes productos.

Dicha cuenta, además, estaba asociada a una empresa domiciliada en EEUU, cuyo titular era el arrestado y que tenía diferentes correos electrónicos o páginas web desde donde se podía acceder a los productos publicitados.

El detenido, supuestamente, utilizó numeraciones de tarjetas sustraídas o clonadas para simular compras en dicha empresa por las que se efectuaron distintos cargos a las tarjetas, importes que eran traspasados hasta la cuenta en la plataforma mencionada. Ese dinero, posteriormente, se habría enviado a otras cuentas que el titular tenía en la plataforma, pero esta vez domiciliadas en España y Reino Unido.

El dinero de la cuenta online en España era a su vez dirigido a una cuenta bancaria que el ahora detenido tenía a su nombre en una sucursal de Manilva y que ha sido bloqueada por orden judicial.

Las operaciones esclarecidas se produjeron en el periodo comprendido entre los días 21 y 22 de enero de este año. Por el momento se ha detectado el uso fraudulento de dos tarjetas de crédito de American Express de ciudadanos estadounidenses.

En una de ellas se han realizado un total de cuarenta y una operaciones y en la otra once, por un importe total cifrado por la empresa perjudicada en 253.211 euros (348.372 dólares americanos).

Ya somos 188.931