Vodafone y Yoigo siguen incumpliendo la ley

La campaña #liberamimóvil hace que Orange se sume a Movistar y comience a cumplir la ley

La venta de terminales bloqueados es un fraude sobre el que FACUA está potenciado que los usuarios presenten denuncias de forma masiva.

La campaña #liberamimóvil hace que Orange se sume a Movistar y comience a cumplir la ley

Orange se ha sumado a Movistar y ya libera los teléfonos de sus clientes, como consecuencia de la campaña #liberamimóvil, iniciada por FACUA-Consumidores en Acción en enero de 2012. La venta de terminales bloqueados es un fraude sobre el que la asociación ha potenciado que los usuarios presenten denuncias de forma masiva.

FACUA informa a los clientes de Movistar y Orange que pueden llamar a sus líneas gratuitas de atención al cliente para solicitarles los códigos de liberación de sus teléfonos, sin coste ni necesidad de que finalicen sus compromisos de permanencia.

En los casos de Vodafone y Yoigo, que siguen sin cumplir la ley, pueden denunciarlas ante las autoridades autonómicas de consumo, exigiendo la aplicación de sanciones económicas. Para ello tienen a su disposición el formulario elaborado FACUA y que pueden descargarse en la web de la campaña, FACUA.org/liberamimovil.

Asimismo, para presionar a las operadoras, pueden llamar a sus teléfonos de atención al cliente, dirigirse a sus perfiles en las redes sociales (@vodafone_es y @somosyoigo en Twitter) y firmar la petición que ha lanzado la asociación en la plataforma Change, change.org/liberamimovil, que cuenta ya con casi 100.000 participantes.

La liberación de terminales que emprendió Movistar en noviembre de 2013 y ahora Orange representa el mayor logro fruto de la movilización de los consumidores en el sector de las telecomunicaciones desde que FACUA consiguiese la eliminación del redondeo al alza en la facturación en las llamadas de fijo y móvil, en los años 2006 y 2007, tras una batalla de más de tres años.

La venta de terminales bloqueados y la negativa de las compañías a liberarlos sin coste antes de la finalización de los contratos de permanencia es el mayor fraude telefónico denunciado por FACUA en los últimos años.

Éxito histórico por la movilización de los consumidores

Hace dos años, FACUA denunció a las principales compañías de móvil por sabotear sus terminales para que no puedan usarse con la competencia.

A raíz de estas denuncias, en julio de 2012, el Instituto Nacional del Consumo (INC) y las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas emitieron un informe en el que concluyen que la venta de móviles no liberados es una práctica ilegal, al incurrir en cláusulas abusivas prohibidas por el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Pero ante la negativa a liberar los móviles y dejar de venderlos bloqueados, en abril de 2013 FACUA instó a las diecisiete autoridades autonómicas de consumo a que multasen a las compañías, como también lo vienen haciendo multitud de usuarios que están presentado denuncias sumándose a la campaña #liberamimóvil.

FACUA espera que la competencia y la presión de los usuarios lleven a Vodafone y Yoigo a actuar de la misma forma que Movistar y Orange, al tiempo que sigue demandando a las autoridades autonómicas que impongan a las compañías sanciones proporcionales al beneficio logrado mediante este fraude.

En este sentido, la asociación exige que no se repita lo ocurrido con el redondeo, que tras su eliminación sólo fue multado por la Comunidad de Madrid y con una cantidad desproprocionadamente reducida.

Gracias al bloqueo de terminales, las operadoras vienen reteniendo un mercado cautivo de clientes que, pese a conocer ofertas tarifarias más económicas de otras compañías, no han podido beneficiarse de ellas.

Ya somos 190.631