Una sola llamada de 10 minutos desde un móvil llega a suponer más de 5 euros

Las líneas 902 representan para los consumidores La Peor Práctica Empresarial del Año

FACUA reclama a empresas e instituciones públicas que dejen de utilizar estas numeraciones, cuyos precios son muy elevados y no se incluyen en los bonos o tarifas planas de las compañías de telecomunicaciones.

Las líneas 902 representan para los consumidores La Peor Práctica Empresarial del Año

Las líneas 902 representan para los consumidores españoles La Peor Práctica Empresarial del Año. Estos carísimos teléfonos utilizados por numerosas empresas e instituciones públicas para la atención de consultas, incidencias y reclamaciones de los usuarios han acaparado el 26% de los votos de entre las cinco prácticas nominadas en esta edición de los premios que FACUA-Consumidores en Acción organiza cada año.

Los teléfonos con prefijo 902 no están incluidos en los bonos y tarifas planas de las operadoras de telefonía, por lo que recurrir a ellos representa en muchos casos un importante incremento en las facturas de los usuarios.

Incluso hay empresas de telecomunicaciones que utilizan 902 para la atención de las consultas y quejas, lucrándose a costa de sus propias incidencias y averías, lo que representa una práctica ilegal, advierte FACUA.

En telefonía móvil, el precio fijado para las llamadas a líneas 902 por Movistar, la compañía con mayor volumen de clientes, es de 0,47 euros por el establecimiento de la comunicación y 0,47 euros por minuto. Así, una sola llamada de 10 minutos llega a representar más de 5 euros. En telefonía fija, tomando también como referencia las tarifas de Movistar, son 0,12 euros de establecimiento y 0,09 euros por minuto si la cuarta cifra del 902 es 1, 2, 3 o 4 y 0,03 euros por minuto si es 5, 6, 7, 8 o 9.

Reclama a empresas y administraciones que dejen de usar 902

La asociación reclama a empresas y administraciones públicas que dejen de utilizar estas numeraciones y las sustituyan por teléfonos gratuitos o por líneas convencionales con prefijos geográficos.

FACUA critica que el Gobierno no haya adoptado las medidas regulatorias necesarias en relación a las líneas 902. En este sentido, la asociación exige que se reduzcan sus elevados precios y se imponga a las compañías de telecomunicaciones la obligación de incluirlas en sus bonos y tarifas planas. Asimismo, pide que las compañías de telecomunicaciones, luz, gas, bancos y otras grandes empresas sean obligadas a contar con teléfonos gratuitos de atención al cliente.

Desde hace un mes, la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, establece que la llamada a un teléfono de atención al cliente "no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior a la tarifa básica", que se define como "el coste ordinario de la llamada de que se trate, siempre que no incorpore un importe adicional en beneficio del empresario".

FACUA advierte de que este cambio normativo, vigente desde el pasado 28 de marzo, no incorpora por tanto novedad alguna, ya que no obliga a que las líneas 902 bajen su precio ni se incluyan en bonos y tarifas planas. Sencillamente establece la prohibición de que tengan un coste adicional para que las empresas titulares de la líneas reciban una parte del importe de las llamadas, una práctica que ya podía entenderse como prohibida con la versión anterior de la ley de defensa de los consumidores.

Las altas fraudulentas en luz y gas quedan en segunda posición

Las altas fraudulentas en luz y gas han quedado en segundo lugar entre las cinco nominadas a La Peor Práctica Empresarial del Año, con el 22% de los votos de los consumidores. Los comerciales de las compañías visitan a los consumidores a sus domicilios para ofertar descuentos que en realidad encarecen las facturas. Un enorme fraude en el que muchos usuarios también están siendo víctimas de altas no autorizadas mediante falsificaciones de contratos.

Las otras tres prácticas empresariales nominadas eran las comisiones bancarias por descubiertos, el spam telefónico y las multas por retrasarse en pagar recibos de telecomunicaciones.

FACUA ha organizado por quinto año estos premios, que cuentan con tres categorías: La Peor Empresa, La Peor Práctica Empresarial y El Peor Anuncio de los últimos doce meses. Los consumidores han participado en las votaciones desde el pasado 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, en la web FACUA.org/lapeorempresa.

En los próximos días, FACUA dará a conocer los nombres de los ganadores en las otras dos categorías. Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Endesa, Iberdrola, Movistar, Vodafone y Bankia. En cuanto a los nominados a El Peor Anuncio, se trata de la campaña "dar cuerda" de Bankia, la del "móvil gratis" de Ono, las falsas "tarifas planas" de Gas Natural Fenosa, la de Movistar Fusión 4G protagonizada por niños y el sorteo de un falso "100 años de luz gratis" de Endesa.

Ya somos 190.599