En Pensilvania

Un chico discapacitado graba el 'bullying' que sufre y el colegio le denuncia por grabaciones ilegales

El centro escolar no ha adoptado ninguna medida contra los acosadores.

Un adolescente de 15 años con discapacidad psíquica que grabó el acoso al que era sometido por otros chicos del colegio e incluso por el conductor del autobús ha sido acusado de grabación ilegal por la policía de Pensilvania al no contar con la aprobación de las otras partes.

La madre del chico, que acude a un centro de educación especial, envió las grabaciones al director de la escuela para denunciar el acoso, pero éste le instó a borrarlas bajo amenaza y posteriormente llamó a la policía. Finalmente, el chico ha sido detenido por escuchas ilegales, según informa The Inquisitr.

Organizaciones como la asociación nacional del autismo recomiendan utilizar dispositivos de grabación si se sospecha que existe un problema, pero otras como la Asociación nacional de profesores de educación especial recuerdan que esta práctica puede tener consecuencias legales respecto a la privacidad de otros niños.

El chico afirmaba constantemente que sufría bullying en el colegio y grabó esas situaciones con la tableta escolar para demostrar a su madre "que no estaba mintiendo". La escuela borró las imágenes del dispositivo antes de llamar a la policía para denunciar al niño por grabaciones ilegales en un espacio "en el que se espera privacidad". El chico fue interrogado por la policía.

El abogado de la familia del acusado ha argumentado que las grabaciones servían a un propósito legítimo. Los acosadores que fueron grabados no han recibido ninguna sanción por lo que los padres del niño planean apelar la decisión el próximo 29 de abril en la próxima comparecencia.

Ya somos 190.557