Sentencia por un delito de injurias contra la delegada del Gobierno en Madrid

Condenado a indemnizar y a cerrar las cuentas de Twitter y Facebook desde las que injurió a Cifuentes

El joven ha sido condenado a pagar 300 euros de multa, 1.000 euros de indemnización y las costas del juicio. También tiene que dar de baja los blogs desde los que difundió los insultos.

El usuario ha sido condenado a pagar 300 euros de multa, 1.000 de indemnización y las costas del juicio, además de pedir perdón a la cara a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Asimismo el joven debe cerrar sus cuentas de cuentas de Twitter y Facebook según informa el diario El Mundo.

La abogada del acusado llegó a un acuerdo con la Fiscalía y los letrados de la acusación particular, que representaban a Cifuentes y pedían en origen cuatro años de cárcel por un delito de injurias. Al final se cerró un consenso y el joven reconoció los hechos que se le imputaban. Además tuvo que pedir perdón a la cara a la delegada en la sala de vistas, como parte de su conformidad con la pena.

Este caso se remonta a mayo de 2012 cuando la delegada del gobierno en Madrid presentó una denuncia ante la Policía Nacional, después de que recibiese un aluvión de menciones en Twitter unidas al mensaje "calla puta que no tienes dignidad". El condenado había realizado previamente una convocatoria a través de otra red social, Facebook, bajo el nombre '"Hamor [sic] para Cristina Cifuentes en Twitter", que motivó que la delegada recibiese gran cantidad de insultos hirientes, así como amenazas.

La Policía Nacional, a través del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Madrid descubrió que el impulsor del evento y uno de los usuarios de la red social que profirió los insultos, era @Ximicomix, un joven residente en Lleida que estaba registrado en Twitter bajo ese seudónimo.

La delegada del Gobierno en Madrid se mostró satisfecha con el resultado del juicio por un delito de injurias: "es una sentencia muy importante porque es pionera en España, y demuestra que lo que es delito en la vida real también lo es en la vida virtual. No puede salir gratis insultar o amenazar a todo el mundo ocultándose en las redes sociales". Sin embargo, no es la primera sentencia en este sentido, hubo otra similar a finales de 2013 a favor del presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago.

Cifuentes destacó que piensa donar a la Fundación Padre Garralda el dinero que le pague el condenado. La juez del Juzgado de lo Penal número 24 de Madrid declaró firme la sentencia al no haber intención de recurrirla por ninguna de las partes.

Además de pedir perdón, la multa y la indemnización, la condena incluye la orden a Ximicomix de cerrar sus cuentas de Twitter, Facebook y los blogs en los que difundió esos mensajes. La magistrada le recordó que es libre para abrir unas nuevas cuentas, pero que no olvide que es responsable de lo que publique en ellas.

Ya somos 188.935