FACUA Cádiz considera demagógico que el Colegio de Arquitectos recabe el apoyo de los ciudadanos

Lamenta que ni siquiera ha respondido a una denuncia presentada por la asociación contra uno de sus colegiados por una actuación que califican como propia de “asustaviejas”.

FACUA Cádiz considera demagógico que el Colegio de Arquitectos recabe el apoyo de los ciudadanos cuando ni siquiera se ha dignado a responder a la última denuncia presentada por esta organización ante el mismo, en la que manifestaba su disconformidad con el comportamiento que uno de sus colegiados mantiene con los inquilinos de una finca ubicada en el casco antiguo de Cádiz de la que es propietario, que la Asociación califica como propio de “asustaviejas”.

En el día de ayer, los medios de comunicación recogían unas manifestaciones efectuadas por el Decano del Colegio de Arquitectos, Víctor Gómez, con motivo de la presentación de un escrito dirigido al gobierno central en el que dicho colectivo manifiesta sus discrepancias con el contenido de la nueva Ley de Colegios Profesionales.

A tal respecto, el representante de los arquitectos alegaba que el rechazo hacia la nueva norma se efectuaba, entre otros motivos, por atentar contra la función social que desarrolla su Colegio, y, por lo tanto, en defensa de los intereses de los usuarios, por lo que anunciaba que pretende concienciar a la ciudadanía de la necesidad de adherirse a dicha oposición.

Denuncia presentada ante el Colegio

FACUA Cádiz denuncia que lleva casi un año esperando a que el Colegio de Arquitectos responda a una denuncia presentada por esta organización contra uno de sus colegiados.

Dicho profesional, poco después de haber redactado la Inspección Técnica del Edificio de la finca ubicada en la Plaza Fray Félix 2 de Cádiz, la adquirió, teniendo, por lo tanto, un conocimiento de las condiciones de la misma, con motivo del encargo profesional que le había sido encomendado, lo que, a juicio de FACUA Cádiz, pudo conllevar ventajas a la hora de negociar el precio de adquisición, teniendo en cuenta que en dicho informe se indicaba la necesidad de realizar obras.

Tras adquirir la finca, el propietario procedió a intentar resolver los contratos de arrendamiento existentes, iniciando procedimientos de desahucio contra dos de los tres inquilinos que ocupaban el inmueble. En la denuncia presentada por la asociación también se ponía en conocimiento del Colegio que dicho arquitecto, a pesar de ser conocedor de la necesidad de realizar obras en la finca y pese a que se lo habían requerido los inquilinos, no había efectuado ninguna. El mismo había dejado conscientemente que empeorase el estado de la finca y solicitado la declaración de ruina del  inmueble, lo que le permitiría desalojar a los inquilinos, petición que no ha sido admitida por el Ayuntamiento de Cádiz.

A juicio de FACUA Cádiz, la falta de respuesta por parte del Colegio de Arquitectos ante un asunto tan grave pone en tela de juicio la supuesta función social que sus representantes ahora esgrimen para recabar el apoyo ciudadano. Por este motivo, la asociación les solicita que antes de iniciar actuaciones para concienciar a los usuarios, reflexionen sobre si realmente sirven o no a la ciudadanía en general o si, exclusivamente, se ocupan de defender los intereses de sus colegiados.

Ya somos 188.855