FACUA exige al ministro de Fomento que defina el 'overbooking' como una práctica ilegal en el futuro Reglamento del sector ferroviario

La Federación pide que las indemnizaciones no queden limitadas a las compensaciones que estudia el Ministerio y queden abiertas también a posibles daños y perjuicios que los usuarios puedan sufrir

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha remitido un escrito al ministro de Fomento, Francisco Alvarez Cascos, en la que le pide que se defina el overbooking en el futuro Reglamento del sector ferroviario como una práctica ilegal, declarándolo como infracción administrativa sancionable. FACUA rechaza que la venta de más plazas de las disponibles en el sector, habitual en otros medios de transporte como la aviación o la hostelería, pueda ser objeto de indemnizaciones para los usuarios pero reconocida como legal.

La Federación considera que esta práctica debe ser considerada infracción administrativa y por tanto deberán fijarse no sólo las compensaciones que recibirá el consumidor afectado por la venta excesiva de billetes sino también las sanciones que deberán pagar las empresas tras la liberalización del sector ferroviario por esta práctica.

FACUA advierte que la liberalización de los servicios públicos ha venido fomentando las irregularidades en los distintos sectores ya que las empresas anteponen en la mayoría de los casos el propio beneficio económico a la calidad del servicio que ofrece al consumidor. Por ello, no es de extrañar que esta política sea frecuente en el futuro mercado ferroviario, llevándose a cabo prácticas ilegales como el overbooking en perjuicio del viajero.

La Federación considera adecuado el establecimiento de compensaciones mínimas para los usuarios afectados por esta práctica, pero sin menoscabo de que se contemple la posibilidad de reclamar por los daños y perjuicios adicionales que pueda sufrir el consumidor al no poder acceder a su plaza debido a la venta de más billetes de los disponibles.

Según las informaciones que han transcendido a los medios de comunicación en los últimos días, las compensaciones que estudia el Ministerio en el borrador del citado Reglamento quedan limitadas al derecho del pasajero cuya plaza haya sido ocupada a viajar en alguna de las clases superiores del tren o a hacerlo en el siguiente servicio, además de recibir el importe del doble de la tarifa abonada y al pago de la posible manutención y el alojamiento necesarios durante la espera.

Ya somos 203.746