FACUA muestra su satisfacción por la actuación del Defensor del Pueblo ante su denuncia contra el redondeo ilegal en las llamadas telefónicas

Los operadores de móvil, fijo y cable ingresan cantidades millonarias cada año por segundos de conversación que no llegan a consumirse en llamadas realizadas desde y hacia teléfonos móviles.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) muestra su satisfacción por la investigación abierta por el Defensor del Pueblo a raíz de su denuncia contra diecinueve operadores de telefonía móvil, fija y por cable por redondear al alza el precio de las llamadas realizadas desde y hacia móviles con duración inferior a sesenta segundos, de modo que siempre facturan un minuto completo. En el caso de las tarjetas de prepago, las llamadas de duración superior también se redondean al alza hasta alcanzar fracciones de treinta segundos.

La adjunta primera al Defensor del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, se ha dirigido al Secretario de Estado de Telecomunicaciones y al Presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones solicitando información sobre la denuncia de FACUA y señalando que "la facturación de segundos de conversación que los usuarios no han consumido, supondría el desarrollo por parte de las compañías de telefonía, de una actividad contraria a la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y los Usuarios", la misma base jurídica utilizada por la Federación en su reclamación.

FACUA denunció a finales de noviembre a Movistar, Amena y Vodafone por redondear al alza el precio de unos 10.000 millones de llamadas cada año y dos semanas después, emprendió otra actuación similar contra los operadores de telefonía fija y por cable Telefónica de España, Aló, Auna, BT Ignite, Euskaltel, Jazztel, Ono, R, Retecal, Retena, Reterioja, Spantel, Uni2, Telecable, Telecor y Tele2.

FACUA espera que el Instituto Nacional del Consumo (INC), la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) actúen de forma urgente para atajar estas prácticas. La Federación recuerda que el pasado octubre el INC interpuso una demanda judicial contra las empresas del sector de los aparcamientos por motivos similares y reclama al Gobierno que actúe ahora contra las compañías de telefonía con la misma contundencia.

FACUA señala que, al facturar segundos de conversación que los usuarios no llegan a consumir, las compañías de telefonía móvil y fija vulneran la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la cual considera abusivas aquellas condiciones que impongan incrementos de precios por servicios no prestados (Disposición Adicional Primera, apartado V, punto 24). La libertad de precios existente en el sector no puede servir de justificación para inflar las facturas cobrando a los usuarios por un servicio, esto es, segundos de conversación, que no se ha prestado.

En el caso de las compañías de telefonía móvil, FACUA calcula, sobre la base de estimaciones muy a la baja, que en sólo en el año 2002 Movistar, Amena y Vodafone pudieron aplicar irregularmente estos redondeos a unos 10.000 millones de llamadas, reportándoles ingresos extra de en torno a 1.175 millones de euros, nada menos que el 20% de los 5.884 millones que facturaron ese año.

Ya somos 191.230