La CNMC impone su primera sanción a un operador por 'spamming' vía SMS

Con 10.000 euros a la empresa Bytel por enviar SMS Premium a través del número 27020, que no está habilitado para este tipo de servicios.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado por primera vez a un operador por spamming vía SMS, práctica consistente en el envío masivo de SMS Premium no solicitados, informó el regulador.

En concreto, el organismo presidido por José María Marín Quemada ha sancionado con 10.000 euros a la empresa Bytel por enviar SMS Premium o Servicios de Tarificación Adicional (STA) de la modalidad de suscripción, a través de un número, el 27020, que no está habilitado para este tipo de servicios.

Para el importe de la sanción, la CNMC ha tenido en cuenta, atendiendo al principio de proporcionalidad que debe presidir la actividad sancionadora de la Administración, por un lado, que no ha habido beneficios elevados tras la infracción debido a que se trata de un único número y de que las irregularidades ocurrieron sólo en dos meses y, por otro, la importante repercusión social de la infracción.

Según la CNMC, Bytel tenía asignado este número para servicios de descarga multimedia (música, fotos, etc.) y marketing, pero lo utilizó para enviar mensajes a los usuarios que, si se contestaban, pasaban a tratarse como un servicio de 'chat de amistad' que consistía en remitir un nuevo mensaje por cada contestación del usuario. Así, cuando el usuario respondía, se le facturaba por cada mensaje contestado.

Las condiciones de utilización de la numeración de tarificación adicional mediante el envío de mensajes están establecidas en la Orden ITC/308/2008 y en el Código de Conducta de los Servicios de tarificación adicional. De esta manera, los servicios de chat que utilizaba Bytel con el 27020 únicamente se pueden prestar a través de numeración asignada para servicios de suscripción, es decir, la que empieza por los códigos 79 o 99 (para servicios de adultos) y siempre previa solicitud del usuario.

Estas irregularidades con el número 27020 ocurrieron durante los meses de febrero y marzo de 2013. A pesar de este breve lapso de tiempo la infracción alcanzó una inmediata y apreciable repercusión social.

Ya somos 188.801