Australia fue el pionero en 2011

Irlanda, primer país europeo que apuesta por homogeneizar el etiquetado de las cajetillas de tabaco

Serán iguales en color y la marca de la compañía se verá escrita en la misma tipografía y letra pequeña en su parte inferior, mientras en el resto de la superficie se incluirán imágenes de enfermedades vinculadas al tabaquismo.

Irlanda, primer país europeo que apuesta por homogeneizar el etiquetado de las cajetillas de tabaco
El ministro de Salud de Irlanda James Reilly sostiene dos paquetes de tabaco en la rueda de prensa.

Irlanda se convertirá en el primer país europeo que eliminará la mayoría de la publicidad de los paquetes de tabaco, después de que el Gobierno aprobase una ley que lo mantiene en la vanguardia de la lucha contra esta adicción, según informa el diario 20minutos.

El proyecto de Ley de Salud Pública de 2014, que pasará el trámite parlamentario este año, logrará estandarizar la apariencia de todos los paquetes de tabaco, ya sean de cigarrillos o de picadura.

En principio, serán homogéneos de color y la marca de la compañía se verá escrita en la misma tipografía y letra pequeña en su parte inferior, mientras en el resto de la superficie se incluirán imágenes de enfermedades vinculadas al tabaquismo, según adelantó el ministro de Sanidad del país, James Reilly.

Australia fue el primer país del mundo en hacerlo

La medida es similar a la aplicada por el Gobierno australiano, primer país del mundo que obligó en 2011 a las tabacaleras a comercializar sus productos sin publicidad y que después copió Nueva Zelanda.

La República de Irlanda se convirtió en 2004 en el primer país del mundo que prohibió el tabaco en todos los lugares públicos, una medida que lo situó a la vanguardia de la lucha contra esta adicción.

Reilly indicó que esta nueva iniciativa, que podría ser recurrida por la industria del tabaco en los tribunales, aspira a hacer "menos atractivos" los paquetes para los más jóvenes y, al tiempo, destacar las advertencias sanitarias. "Con todo lo que sabemos respecto a los peligros del tabaco, no se puede dejar que la industria del tabaco use trucos engañosos de mercadotecnia para atraer a los menores hacia esta adicción mortal", afirma el ministro.

Con la aprobación por parte del Ejecutivo de este proyecto de ley, el ministro ha asegurado que el país ha dado un "significativo paso" hacia su objetivo de lograr una "sociedad libre de humo" para 2025.

De acuerdo con Reilly, la población fumadora bajaría desde el 29% actual hasta el 5% en once años, lo que, además de salvar vidas, reduciría los costes sanitarios derivados del tratamiento de enfermedades provocadas por el tabaco, estimados en unos 650 millones de euros anuales.

Ya somos 188.857