Revisión

Seat llama a revisión a unidades de Altea, Toledo y León por un defecto que puede afectar a la seguridad

La compañía no ha dado respuesta a la petición de información realizada por FACUA sobre el defecto.

El fabricante automovilístico Seat ha realizado una llamada a revisión a propietarios de determinados modelos Altea, Toledo y León fabricados en 2004 y 2005 por un defecto de fabricación que puede afectar a la seguridad.

En la carta remitida por Seat a sus clientes, se indica que "se ha encontrado una anormalía que en determinadas circunstancias podría afectar a la seguridad vial". "En algunos vehículos Seat modelo Altea, Toledo (5P) y León (1P) con motorizaciones 2.0 l Tdi y cambio manual de 6 velocidades, existe la posibilidad de que se dañe el volante de doble masa del motor en el caso de realizar procesos de embrague extremos (retroceso del pedal de embrague) debido a que la configuración del respiradero en la válvula de aireación de la tubería de presión del embrague no resulta ser la más óptima".

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA), que tuvo acceso a la citada carta por uno de sus socios, se dirigió a la empresa el pasado 13 de junio para solicitarle información adicional sobre el defecto, así como el número de unidades afectadas y si la revisión se está realizando también en otros países donde se comercializan estos vehículos. Seat no ha dado respuesta a la Federación.

Ya somos 203.743