FACUA pide al Gobierno una sanción ejemplarizante contra Movistar, que podría ingresar cientos de millones extra cobrando las llamadas que comunican

La Federación denuncia a Telefónica Móviles ante los organismos competentes de los ministerios de Sanidad y Consumo y Ciencia y Tecnología e informa al Defensor del Pueblo de las irregularidades cometidas por la empresa al ocultar a sus clientes la modificación de las condiciones de su buzón de voz.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha denunciado hoy a Telefónica Móviles por ocultar a los usuarios la modificación de las condiciones de su servicio de buzón de voz, que ahora se activa cuando los teléfonos comunican y quien llama paga un minuto completo de conversación. FACUA pide una sanción ejemplarizante y la paralización de esta práctica de la compañía hasta que los usuarios sean debidamente informados. El cambio en el buzón de voz podría generar a Movistar en 2004 cientos de millones de euros extra provenientes de sus clientes y los operadores de la competencia.

La Federación argumenta que Movistar ha vulnerado los artículos 2, 8 y 10 de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y el artículo 4 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad. Y es que la empresa no sólo no ha informado a sus clientes antes de modificar las condiciones del servicio, sino que les ha remitido una publicidad junto a la última factura donde les invita a activar el buzón de voz marcando el número 500 indicándoles de forma engañosa que sólo funcionará "cuando desconectes tu móvil o estés fuera de cobertura".

Las denuncias se han remitido al Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) del Ministerio de Ciencia y Tecnología, así como la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, donde la empresa tiene su sede social. Asimismo, FACUA ha informado al Defensor del Pueblo de estas irregularidades.

Movistar ni siquiera ha dado respuesta a la carta remitida por FACUA el pasado 3 de febrero, en la que le solicitaba la anulación de las nuevas condiciones de su servicio de buzón de voz hasta que informase previamente a los usuarios sobre las mismas.

FACUA denuncia que, no satisfecha con los cientos de millones extra que ingresa anualmente por cobrar a sus clientes un minuto completo en las conversaciones de duración inferior y redondear a fracciones de medio minuto las llamadas más largas realizadas desde móviles de prepago, Telefónica Móviles pretende ahora ingresar otra cantidad multimillonaria por los miles de millones de llamadas que cada año se realizan desde fijos o móviles a números Movistar que están comunicando.

Evidentemente, el Grupo Telefónica no sólo sacará nuevos beneficios de estas llamadas en las que salte el buzón de voz realizadas desde móviles Movistar o fijos de Telefónica. Cuando un usuario de Auna, Vodafone, Jazztel, Uni2 o cualquier otro operador de fijo, cable o móvil realiza una llamada a un teléfono Movistar (o a Vodafone o Amena), esta compañía factura a la otra una cantidad por el uso de su red, denominada coste de interconexión.

Y a ello hay que añadir las cantidades que la compañía del Grupo Telefónica ingresará gracias a las llamadas que en numerosas ocasiones los usuarios de Movistar realizarán para contestar a los mensajes que reciban en sus buzones mientras mantengan otra conversación.

Los usuarios de Movistar pueden desactivar su buzón de voz marcando el número 537 desde su móvil.

Ya somos 198.027