FACUA Granada denuncia la calidad del servicio de los autobuses urbanos de la ciudad

La asociación critica el estado de los vehículos y señala que en menos de un mes se han producido dos casos de atrapamiento de usuarios en las puertas de este transporte público.

FACUA Granada denuncia la calidad del servicio de transporte urbano de la capital granadina después de que se hayan producido dos casos de atrapamiento de dos personas en un autobús urbano en menos de un mes. 

La asociación recuerda que en el primer incidente una anciana de ochenta y seis años recorrió buena parte de la Gran Vía atrapada en la puerta trasera del vehículo, tras lo que tuvo que acudir a urgencias. Ahora, se trata de una usuaria discapacitada en silla de ruedas, que ha quedado con la cabeza enganchada entre las puertas, aunque en este caso afortunadamente todo ha quedado en un susto sin más consecuencias para ésta.

FACUA Granada critica que este nuevo caso demuestra la falta de interés de la empresa Rober por sus usuarios, ya que apenas un mes después del primer incidente, se vuelve a producir un caso prácticamente similar. El presidente de FACUA Granada, Luis Romero, no entiende que "apenas un mes después del caso que llevo a una anciana a urgencias por un atrapamiento, ahora se vuelva a producir una situación similar. Con este nuevo caso esta más que claro que la empresa no tiene interés por sus usuarios, y que las causas que provocaron entonces aquel incidente siguen siendo las mismas".

A pesar de las quejas de los usuarios, la asociación señala que la situación del transporte urbano en este periodo de transición hacia el modelo de la Línea de Alta Capacidad (LAC), sigue siendo la misma: autobuses con retrasos sobre el horario que estresan a usuarios y conductores, excesivas prisas en los conductores que tratan de cumplir horario como pueden o la masificación de los vehículos con las consiguientes molestias para los usuarios.

Asimismo, FACUA Granada indica el estado de los vehículos, que pese a las palabras de la gerencia de Rober siguen luciendo cristales rotos, graves desperfectos en asientos, problemas con los sistemas de apertura de puertas que retrasan aún más los viajes, o portones internos abiertos que muestran las entrañas del vehículo, con el consiguiente riesgo para los viajeros.

Dudas ante la nueva LAC

La asociación señala que siguen siendo diversas las dudas que la nueva LAC plantea entre los usuarios y que, según comentan los encargados de los puntos de información, ni siquiera el Ayuntamiento tiene claro, como la ruta que tomará la nueva línea cuando el centro este cortado; o cómo es posible hablar de un sistema más económico y sostenible para la ciudad cuando los vehículos van a hacer aún más kilómetros de los que venían haciendo antes, dejando además zonas de la ciudad con una cobertura menor de la que tenían.

Romero señala que a día de hoy no se han visto mejoras en el servicio, ni se han corregido los problemas que causan inseguridad a los usuarios de este transporte. Por todo ello, desde FACUA Granada se va a solicitar una reunión urgente con la concejala responsable del área de Movilidad a fin de aclarar estos aspectos y de demandar las mejoras en el servicio que garanticen la seguridad y comodidad de los usuarios. 

Ya somos 190.669