Plataforma dedicada a la distribución de contenidos audiovisuales por Internet

El Tribunal Supremo de EEUU declara ilegal el modelo de negocio del portal de televisión Aereo

La máxima instancia judicial estadounidense considera que no dispone de los debidos permisos y licencias por parte de los propietarios de los programas que difunde.

El futuro del portal norteamericano de televisión Aereo está en serio peligro después de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos haya estimado que el modelo de negocio de esta plataforma dedicada a la distribución de contenidos audiovisuales por Internet es ilegal. El dictamen está basado en el hecho de que esta empresa no dispone de los debidos permisos y licencias por parte de los propietarios de los programas que difunde. La decisión fue adoptada con seis votos a favor y entre en contra, según informa el diario El País.

El caso tiene su origen en una demanda de los grupos de medios CBS, NBC Universal, 21st Century Fox y Disney, en la que acusaban a Aereo de violar los derechos de reproducción. Para evitarlo, la compañía montó una estructura de diminutas antenas, que en la práctica alquila a cada abonado. El contenido que captan se graba en un centro de datos y de ahí se dirige al dispositivo del usuario.

Las cadenas no sólo consideraron que el sistema es ilegal, además amenazaron con abandonar la emisión de su programación vía antena y concentrarse en Internet si la máxima instancia judicial no les daba la razón. Los grandes medios ya tienen suscritos acuerdos con los grandes distribuidores de televisión por cable y satélite para estructurar su programación.

En su defensa, Aereo argumentó que su sistema emula a lo que hace ya cualquier televidente en casa cuando graba un programa. La diferencia, en su caso, es que la antena que se utiliza para captar la señal está instalada en un lugar remoto, no sobre su tejado. El Tribunal considera, sin embargo, que está retransmitiendo un contenido por el que debe pagar una licencia para usarlo.

La tecnología que usa Aereo para distribuir el contenido es diferente al de otros servicios streaming, aunque a primera vista podría parecerse a la plataforma Hulu creada por la NBC, Fox y ABC para dar salida a sus programas. La gran diferencia es que Aereo retransmite el contenido en tiempo real y sin pagar nada a las cadenas para usar algo que es de su propiedad.

Esta valoración del Tribunal Supremo supone un evidente triunfo para los poderosos grupos de medios y un duro revés para la joven empresa con sede en Nueva York, donde empezó a dar su servicio hace tres años antes de llamarse Aereo. Está por tanto en el aire si tras este resultado la compañía llevará el servicio a otras ciudades. La decisión va contra otra que un tribunal pronunció a favor de Aereo.

Esta decisión judicial no sólo podría cambiar el modelo negocio de las cadenas tradicionales de televisión. También estaba siendo muy seguido por Google, Microsoft, DropBox y otras compañías que distribuyen contenido audiovisual en Internet, por el efecto que podía tener la decisión del Tribunal en la gestión de datos, ya que la programación es cada vez más dependiente de la nube.

Innovaciones tecnológicas

Chet Kanojia, consejero delegado y fundador de Aereo, se declaró decepcionado con la decisión, porque asegura que afecta al consumidor. "No les importa como esta tecnología funciona", declaró en una nota. Hasta ahora había dicho además que no contaba con un plan B, para el caso de que la opinión del Supremo fuera contraria. Sin embargo, advirtió que no tira la toalla: "Seguiremos luchando para crear las innovaciones tecnológicas que tengan un impacto positivo en el mundo".

La opinión del Supremo sobre Aereo no debería afectar a otras tecnologías para la distribución de contenido en Internet. En este caso, indica que el acceso remoto al contenido en la nube solo puede ser tratado en un caso en el que se refiere específicamente al asunto. Las acciones de las grandes cadenas repuntaron en Wall Street, porque deja su modelo intacto.

El presidente del grupo que defiende los intereses de las grandes cadenas de televisión en EEUU, Gordon Smith, opinó que "el mensaje que lanza con su decisión del Supremo es rotundo" y deja claro que "no se puede montar un negocio a base de violar los derechos de autor. También rechazó que su demanda fuera un ataque a la innovación".

Ya somos 190.669