FACUA reclama a la ministra de Sanidad y Consumo la constitución urgente del nuevo Consejo de Consumidores y Usuarios de España

La Federación pide a los candidatos a la presidencia del Gobierno el compromiso de evaluar de forma rigurosa y sin partidismos a las asociaciones de consumidores para garantizar que sus niveles de participación en órganos consultivos y subvenciones públicas para el desarrollo de programas se establezcan en función de su representatividad y vertebración real, además de garantizar que no actúen guiadas por intereses empresariales.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) reclama a la ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, la constitución urgente del nuevo Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), el máximo órgano de participación y consulta de los consumidores españoles, que tras varios años prácticamente inerte se constituirá integrado por diez asociaciones de consumidores generalistas y dos sectoriales.

FACUA considera aceptables, aunque manifiestamente mejorables, los cuatro criterios utilizados por la Dirección General de Consumo del Ministerio para baremar la representatividad de las asociaciones que han solicitado la participación en el CCU. Criterios que consideran, con el mismo peso, su implantación territorial con sedes abiertas, número de socios, niveles de participación en órganos consultivos y actividades desarrolladas en el último periodo.

En este sentido y desde el respeto a las críticas vertidas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra los criterios que se han utilizado para establecer la representación de las distintas organizaciones en el nuevo CCU, FACUA entiende que las organizaciones que tengan locales en funcionamiento en las distintas comunidades autónomas, donde personalmente se atienden y tramitan cada año miles de reclamaciones de los consumidores; que participen en cientos de órganos consultivos y juntas arbitrales; y que tengan asociaciones y delegaciones con equipos directivos vertebradas por la geografía española, son posiblemente más representativas que una organización como OCU, que solo tiene una sede en Madrid (aunque cuente con más de 6.000 metros cuadrados y le haya costado 12 millones de euros), que no se preocupa por las problemáticas concretas de los consumidores en sus comunidades autónomas, provincias y municipios y no tiene ningún nivel de participación institucional en dichas zonas y cuya relación con sus socios casi se reduce a la de una editorial que les envía revistas periódicas.

En cualquier caso, la Federación invita a OCU a que señale y exponga con datos a qué organizaciones se refiere y por qué cuando dice que el Gobierno ha decidido su participación en el Consejo de forma "arbitraria y sectaria", dado que con su omisión está atacando a once asociaciones de consumidores.

FACUA pide que el futuro gobierno que salga de las próximas Elecciones Generales se comprometa a desarrollar una evaluación rigurosa y sin partidismos sobre el movimiento de consumidores a través de auditorias externas y otras medidas a fin de garantizar que sus niveles de participación en órganos consultivos y subvenciones públicas para el desarrollo de programas se establezcan en función de su representatividad, vertebración y actividad reales, además de garantizar que no tengan ánimo de lucro y sean independientes de intereses empresariales.

FACUA considera que un auténtico movimiento de consumidores sólo puede concebirse si aspira a estar presente de forma activa en toda la geografía española, para luchar por los intereses de los usuarios a todos los niveles, desde los abusos que se producen en el mercado a nivel nacional hasta los problemas que pueden sufrir los consumidores de un municipio concreto. El modelo de asociación de consumidores concebido por FACUA contempla asimismo la participación de los socios en la toma de decisiones y acciones reivindicativas, así como una ineludible independencia frente a partidos políticos, administraciones públicas y sectores empresariales, para garantizar que cualquier decisión, reivindicación y denuncia esté motivada por la defensa de los intereses de los consumidores y no los de otros agentes del mercado.

Las asociaciones de consumidores generalistas que entrarán a formar parte del nuevo CCU son, por el orden de representatividad valorado por el Ministerio de Sanidad y Consumo, Ceaccu, ASGECO (integrada por FACUA y Unccue), UCE, Hispacoop, CECU, FUCI, Unae, OCU, Euroconsumo y Plaza Mayor. Las dos asociaciones sectoriales son Adicae y Ausbanc.

Ya somos 191.339