Murió siete meses después de recibir la subvención

FACUA logra que la Junta deje de reclamar la devolución de la ayuda a una dependiente antes de fallecer

El Servicio Andaluz de Empleo instaba a la usuaria a reintegrar los 2.000 euros empleados para contratar a una persona que atendió a la madre con alzheimer hasta su muerte.

FACUA logra que la Junta deje de reclamar la devolución de la ayuda a una dependiente antes de fallecer
"La Junta pretendía que devolviéramos más de 2.000 euros que usamos correctamente para atender a mi madre enferma"

María Falcón, socia de FACUA-Consumidores en Acción, ha conseguido mantener la ayuda para la contratación de una persona que cuidaba de su madre en Sevilla, tras la reclamación de la subvención por parte de la Junta de Andalucía. La beneficiaria falleció casi siete meses después de la concesión. Gracias a las actuaciones de la asociación, la usuaria no ha tenido que devolver los 2.000 euros otorgados a través de un programa de la Consejería de Empleo que recoge situaciones de dependencia. La administración también reclamaba casi 600 euros de intereses.

María solicitó una ayuda para atender a su madre con alzheimer y un 99 por ciento de discapacidad. El Servicio Andaluz de Empleo le concedió 6.000 euros para la contratación de una persona que atendiera a la enferma; sin embargo la madre de la afecta murió unos meses después de que se adjudicara la subvención. Por este motivo sólo recibieron 2.000 euros; sin embargo la administración reclamó esa ayuda entregada y los intereses, en total 2.582,52 euros.

La Dirección Provincial del Servicio Andaluz de Empleo notificó una resolución en la que exigía a la fallecida la devolución de la subvención concedida, porque la trabajadora que tenía contratada no cumplió el periodo mínimo de tres años de duración establecido para la ayuda. Fue entonces cuando María se puso en contacto con FACUA Sevilla para buscar soluciones.

La asociación emprendió las reclamaciones presentando ante el Servicio Andaluz de Empleo los documentos que demostraban que la madre de la usuaria había fallecido; y que por ese motivo se había extinguido el objeto del contrato laboral.

FACUA Sevilla también expuso que la cuantía concedida se destinó al pago de las nóminas de la persona que cuidaba a la madre de María; por tanto la usuaria cumplió con lo dispuesto en la ayuda.

Tras las gestiones de la asociación, el Servicio Andaluz de Empleo en Sevilla determinó que quedaba acreditado que la beneficiaria había fallecido y había contado con una persona contratada para su atención, aunque no hubiese cumplido los tres años mínimos a causa de fuerza mayor. De hecho en su última resolución indicó literalmente que "el artículo 13.3 de la Orden reguladora, de 25 julio 2005, contempla la situación de que se hiciese innecesario el mantenimiento del puesto de trabajo subvencionado, en cuyo caso, la cantidad a reintegrar será proporcional al número de mensualidades de dicho periodo de contratación no cubiertas" (sic).

Por este motivo la dirección provincial recalculó la ayuda que debía recibir y finalmente concluyó que la usuaria no tenía que devolver los casi 2.600 euros reclamados. Asimismo la administración debía ingresar a la afectada 176 euros correspondientes a intereses devengados.

Gracias a la intervención de FACUA Sevilla, María ya ha recibido esa cuantía cercana a los 180 euros y ha mantenido los 2.000 euros que se usaron para pagar a la persona que cuidó de su madre hasta el fallecimiento.

Ya somos 190.641