Según revela un estudio de la Academia de las Ciencias de Estados Unidos

Facebook alteró en 2012 su algoritmo de noticias para experimentar con las emociones de los usuarios

Los autores del informe concluyen que la red social favorece la transmisión de emociones sin necesidad de que exista contacto personal.

Un estudio de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, titulado Evidencias experimentales de contagio emocional a escala masiva a través de redes sociales ha revelado que Facebook alteró durante una semana de enero de 2012, Facebook su algoritmo de difusión de noticias para experimentar con las emociones de sus usuarios.

Sobre una posible interferencia con la privacidad de los usuarios, se esgrime que los usuarios de Facebook han aceptado de manera tácita su participación en esta clase de eventos al aprobar los términos de uso y servicio al conectarse a la web.

Los expertos en recopilación de datos de Facebook estudiaron más de 700.000 posts de los usuarios para descubrir que los estados emocionales se pueden comunicar entre personas sin necesidad de que interactúen en persona.

Posteriormente, el equipo de expertos liderado por los doctores Adam Kramera, de Facebook; Jamie Guillory, de la Universidad de California y Jeffrey Hancock, de la Universidad de Cornell, analizaron cerca de tres millones de comentarios y emplearon su propio código para caracterizar su lenguaje como positivo o negativo.

El estudio concluyó que una menor exposición a posts de contenido positivo provoca una menor transmisión y comunicación de informaciones de esta índole, y viceversa. Es decir: la comunicación textual tiene un impacto determinante en la transmisión de emociones. "Las emociones expresadas en las redes sociales influyen en nuestro estado de ánimo. Estos resultados indican que las emociones expresadas por otros a través de Facebook influyen en las nuestras y que, frente a las asunciones previamente establecidas, las interacciones no verbales no son estrictamente necesarias para el contagio emocional", según el estudio.

Política de uso de datos

El estudio final asegura que "ha sido consistente con la Política de Uso de Datos de Facebook, que todos los usuarios aceptan a la hora de crear una cuenta" en la red social. Además, se subraya que todos los datos fueron analizados a través de un ordenador, reduciendo al mínimo la participación humana durante el procedimiento de observación de los posts.

Sin embargo, desde el portal Slate se incide en que el estudio se mueve en el límite estipulado por la Academia Nacional de Ciencias, por el que "los autores deberían incluir en la sección de 'metodología' una breve declaración que identifique al comité o institución que aprueba el experimento", algo que el estudio no hace.

Además, la web considera que "todos los experimentos deben llevarse a cabo según los principios de la declaración de Helsinki", por la que los sujetos de los estudios "deben ser informados adecuadamente de los objetivos, métodos, fuentes o intereses del investigador, así como los beneficios, riesgos o problemas que pudiera comportar el experimento", 

Ya somos 190.584