FACUA considera que este sobrecoste ya tendría que haber sido eliminado

La UE vuelve a retrasar la supresión definitiva de los recargos por 'roaming' con otra rebaja de precios

Bruselas ordena su última bajada tarifaria para llamadas, mensajes de texto e internet en itinerancia, apenas tres meses después de haber ya aprobado su desaparición para el 15 de diciembre de 2015.

La UE vuelve a retrasar la supresión definitiva de los recargos por 'roaming' con otra rebaja de precios
La asociación lleva desde 2007 criticando los elevados precios de los recargos que conlleva el denominado 'roaming', unos márgenes que procuran multimillonarios beneficios a las grandes operadoras.

FACUA-Consumidores en Acción considera que la bajada de precios en la itinerancia de los servicios de llamadas, mensajes de texto e internet en el uso de la telefonía móvil que desde este 1 de julio ha entrado en vigor en los veintiocho Estados miembro de la Unión Europea no hace sino retrasar la completa cancelación de unos recargos tarifarios injustificados.

La asociación lleva desde 2007 criticando los elevados precios de los recargos que conlleva el denominado roaming, unos márgenes que procuran multimillonarios beneficios a las grandes operadoras.

En cualquier caso, el Parlamento Europeo ya le puso el pasado mes de abril fecha a la desaparición definitiva de este recargo, prevista para el 15 de diciembre de 2015. Será año y medio aún durante el cual estas empresas van a continuar incrementando sus pingües ganancias a costa de un recargo que hace tiempo que debería haberse ya erradicado -y no rebajado- en un mercado común como es el europeo.

Es por todo ello que FACUA estima que esta nueva rebaja temporal no hace sino diferir una supresión tarifaria que en definitiva lo que va a conseguir es mantener deliberadamente y sin ninguna justificación durante dieciocho meses más un perjuicio económico para los consumidores y usuarios europeos de telefonía por el pago de un sobrecoste que lleva años enriqueciendo las cuentas de resultado de las operadoras telefónicas.

A pesar de las sucesivas rebajas en sus costes, el roaming ha supuesto en los últimos años para las grandes operadoras aproximadamente un dos por ciento de sus beneficios anuales, por lo que no resultan extrañas sus duras críticas vertidas durante la tramitación legislativa de esta norma. No en vano, calculan pérdidas millonarias cuando llamar, que te llamen, enviar mensajes de texto o conectarse a internet cueste lo mismo, independientemente del país europeo desde donde se lleve a cabo.

Pese a todo, a partir de hoy, 1 de julio, las operadoras están obligadas por normativa europea a una bajada de precios, en base a la nueva regulación de precios máximos en el coste del uso de la telefonía móvil en itinerancia dispuesta por los miembros del Parlamento Europeo.

Con la rebaja impuesta, el consumo por megabyte de datos en los dispositivos móviles pasa a costar desde hoy 20 céntimos de euro (24,2 céntimos con IVA), suponiendo un 55% de rebaja en relación a los 45 céntimos (54,45 céntimos con IVA) de su coste anterior.

En cuanto a las llamadas al extranjero, pasan de costar 24 céntimos de euro por minuto (29,04 céntimos con IVA) a 19 céntimos de euro (22,99 céntimos con IVA), lo que significa una rebaja del 21%. Por lo que se refiere a las llamadas entrantes, el minuto que antes valía 7 céntimos de euro (8,47 céntimos con IVA) cuesta ahora 5 céntimos de euro (6,05 céntimos con IVA), con el consiguiente 28,5% de rebaja.

Por último, los mensajes de texto (sms) modifican su precio de los 8 céntimos de euro (9,68 céntimos con IVA) a los 6 céntimos de euro (7,26 céntimos con IVA), con una reducción del 33,3%.

Esta medida de rebaja de precios, que sucede a las ya previamente adoptadas en Bruselas en los últimos años, llega a poco más de un año y medio para que se haga efectiva la decisión tomada el pasado 3 de abril por el Parlamento de Europeo, según la cual todas las compañías deberán poner fin a partir del 15 de diciembre de 2015 a los recargos tarifarios aplicados cuando un usuario llama, lo llaman, envía mensajes o se conecta a internet con su móvil desde el territorio de cualquiera de los veintiocho Estados miembro que componen la actual Unión Europea.

Rechazo a las excepciones

No obstante, este acuerdo, respaldado por una amplia mayoría de los miembros de la Eurocámara, aún debe ser negociado con los distintos gobiernos nacionales. Además, no quedan descartadas excepciones en las que las operadoras podrán aún mantener ciertos sobrecostes después de esa fecha marcada en el calendario.

En este sentido, la asociación también muestra su más enérgico rechazo a que la eliminación de estos sobrecostes no se produzca de una forma integral y absoluta, esperando que la normativa aprobada en Bruselas el pasado mes de abril sea cumplida fielmente por las compañías de telecomunicaciones, sin excepciones.

Ya somos 188.832