En una finca del municipio sevillano

La Policía investiga el robo de 700 kilos de tomates no aptos para el consumo en la localidad Dos Hermanas

Habían sido tratados con productos químicos y podrían comercializarse en lugares no autorizados sin que hayan pasado los pertinentes controles sanitarios.

La Policía Nacional está investigando un robo producido en una finca de la localidad sevillana de Dos Hermanas en el que se sustrajeron 700 kilogramos de tomates que habían sido tratados con productos químicos y no estaban aptos para el consumo humano.

Estos tomates podrían comercializarse en lugares no autorizados sin que hayan pasado los pertinentes controles sanitarios, por lo que se recomienda no comprar frutas o verduras durante los próximos días en este tipo de puntos de venta y, en cualquier caso, lavar bien estos productos frescos antes de consumirlos.

Según ha indicado la Policía en una nota, los hechos sucedieron durante este martes, cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo producido en una finca situada en el entorno del kilómetro 559 de la carretera N-IV a su paso por la localidad nazarena.

El propietario de la finca alertó a los agentes de que habían accedido a su finca para sustraer de una plantación de tomates una cantidad aproximada de 700 kilogramos de este fruto y que días antes las plantas habían sido tratadas con productos químicos, propios de los tratamientos fitosanitarios a los que son sometidos este tipo de cultivos, que podrían ser perjudiciales para la salud de las personas en caso de consumo.

Por este motivo, se ha puesto en marcha una investigación policial para el total esclarecimiento de los hechos, tanto para la identificación, localización y detención del autor del robo como para la intervención de la fruta, y evitar así que pueda distribuirse, por los posibles efectos nocivos para la salud que pudiera producir en caso de consumo.

Dado que en ocasiones este tipo de productos se llegan a comercializar en puestos ambulantes no autorizados sin haber pasado previamente los pertinentes controles sanitarios, se recomienda comprar siempre en establecimientos de venta habituales que ofrezcan garantías de calidad sanitaria en sus productos. No obstante, independientemente del lugar en el que se adquieran, es muy recomendable lavar muy bien las frutas, verduras y hortalizas antes de consumirlas para eliminar cualquier impureza que estas puedan llevar consigo y poder tomarlas sin riesgo para la salud.

Ya somos 188.801