Como participante en una mesa redonda celebrada el pasado 7 de julio en Málaga

FACUA Andalucía defiende a los consumidores en la presentación del Plan para la Reactivación del Comercio

La federación exige a las administraciones públicas que pongan en marcha medidas para el impulso de la localización y distribución de productos de cercanía.

FACUA Andalucía estuvo presente el pasado 7 de julio en la Jornada de presentación del Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz, puesto en marcha por la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía y que fue presidida por el consejero Rafael Rodríguez.

Celebradas en el Salón de Actos de la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte en Andalucía de Málaga, fue Susana Ranea la encargada de representar a la federación en una mesa redonda en la que también tomaron parte otros agentes sociales autonómicos. El debate estuvo moderado por Eduardo Fernández, subdirector de la Secretaría General de Comercio.

Este Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz 2014-2017 parte de un diagnóstico que analiza el entorno económico y la situación del sector y se establece en tres líneas estratégicas: modelo comercial; empleo, pymes y personas consumidoras; y comercio, territorio, ecología y cultura.

Cada línea estratégica se divide a su vez en tres programas, que se desarrollarán a través de noventa y seis proyectos específicos. La iniciativa cuenta con una dotación de cerca de noventa y cuatro millones de euros, que podrían superar los 115 millones con los fondos europeos.

Susana Ranea abordó en nombre de la federación andaluza durante su intervención el tratamiento transversal del comercio que propicie la participación de todos los agentes que integran el sector, el fomento del consumo responsable y desarrollo de una política de localización y las medidas de protección sobre los consumidores incluidas en los planes públicos propuestos.

En este sentido, FACUA Andalucía exige a las administraciones públicas que apuesten decididamente por la puesta en marcha de medidas que logren impulsar la localización y distribución en la comercialización de los productos de cercanía.

Resulta de vital importancia dotar de mecanismos y herramientas a los consumidores para que puedan optar con libertad entre la mayor variedad posible de formatos de compra.

Para hacer esto posible son necesarias actuaciones que decididamente desarrollen sistemas alternativos a los actuales canales mayoritarios, ya que el modelo que promueven actualmente las políticas neoliberales basado en grandes superficies está mermando paulatinamente la capacidad de elección del consumidor.

La apuesta por un consumo de productos locales es la apuesta por un consumo responsable, en el que el consumidor conoce y opta por productos de la tierra, acortando de ese modo la distancia que debe recorrer, así como las fases intermediarias propias de los elementos de logística de las grandes cadenas de distribución.

Esta forma de comercio genera un coste excesivo de energía, produciendo un impacto ambiental que la mayoría de los usuarios desconocen.

Poder transversal

El desarrollo de una política de localización en la distribución quedaría incompleto si no contara con la participación activa de una pieza fundamental como es la de los consumidores y usuarios. Ellos son los que han de tener en último término la posibilidad y capacidad de ejercer su derecho de elección.

Resulta de vital importancia la sensibilización que desde las distintas asociaciones de consumidores se realiza con el fin de animar al desarrollo de vías comerciales establecidas dentro del consumo responsable y el comercio justo.

Un simple acto de consumo conlleva un gran poder transversal que abarca diferentes elementos de la sociedad, pues cuando un ciudadano ejerce como consumidor tiene la opción en sus manos de decantarse por un modelo de desarrollo sostenible de nuestro hábitat o, contrariamente, por una sobre explotación de los recursos.

La asociación entiende que los organismos públicos deben en estos momentos hacer el máximo esfuerzo para que los productores y comerciantes a pequeña escala recuperen progresivamente el protagonismo perdido en favor de las grandes superficies.

Ya somos 190.676