FACUA denuncia a Isla Mágica por publicidad engañosa de sus instalaciones acuáticas

El parque muestra en su anuncio toboganes que acaban en piscinas y que realmente lo hacen en pistas de frenado.

FACUA denuncia a Isla Mágica por publicidad engañosa de sus instalaciones acuáticas
FACUA señala que esta presentación de las instalaciones puede hacer caer en error a los usuarios en cuanto a la configuración y el uso de las mismas.

FACUA ha denunciado al parque de atracciones Isla Mágica por incurrir en publicidad engañosa al anunciar sus nuevas instalaciones acuáticas, Agua Mágica.

En concreto, en la publicidad gráfica llevada a cabo por el parque de atracciones aparecen jóvenes lanzándose en toboganes que llegan a una piscina. Sin embargo, la asociación ha podido saber que, excepto las infantiles, estas instalaciones tienen al final una pista de frenado, que consiste en una disminución de la inclinación del tobogán para desacelerar al usuario.

Asimismo, FACUA destaca que el propio plano de esta nueva zona que aparece en la web del parque muestra cómo la denominada Isla de Toboganes no desemboca en ninguna piscina.

Por otro lado, el anuncio también muestra a una niña y un joven con tablas de surf en la piscina. Según la información de que dispone FACUA, esta opción es totalmente imposible, pues el uso de dicho artículo está prohibido en el parque.

La denuncia se ha presentado ante la Secretaría General de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía.

La asociación ha contactado con la empresa del parque de atracciones sevillano, que no ha confirmado que finalmente vaya a aceptar el uso de estos objetos en las instalaciones. Es más, en las normas del parque de atracciones no se hace mención al uso de estas tablas.

FACUA señala que esta presentación de las instalaciones puede hacer caer en error a los usuarios en cuanto a la configuración y el uso de las mismas.

Inauguración con problemas

Esta publicidad engañosa se suma al hecho de que el parque haya inaugurado las instalaciones acuáticas el 28 de junio y que hasta diecisiete días después no hayan estado operativas al público todas las atracciones, pese a que la empresa indicó a esta asociación que la apertura gradual se terminaría como máximo el 12 de julio.

FACUA recuerda la deficiente información que proporcionó la empresa en la inauguración, así como que durante el proceso de promoción y venta de los pases que incluían esta zona no se informó a los compradores del retraso de las obras, ni de dicha apertura escalonada.

Ya somos 188.948