FACUA denuncia que Auna y Ono siguen sin disponer de teléfonos gratuitos para la atención al cliente, ante la pasividad de Ciencia y Tecnología

La Federación denunció a las dos compañías en abril de 2003 por vulnerar la normativa de telecomunicaciones y todavía no ha recibido respuesta del organismo competente.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que los operadores de telefonía Auna y Ono no disponen de teléfonos gratuitos para la atención al cliente, tal y como exige la normativa de telecomunicaciones, pero el Ministerio de Ciencia y Tecnología no actúa al respecto. De hecho, FACUA presentó en abril de 2003 sendas denuncias contra las compañías, a las que la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones aún no ha dado respuesta.

Tras un seguimiento sobre quince compañías de telefonía fija y por cable que operan en España (Aló, Auna, BT Ignite, Euskaltel, Jazztel, Ono, R, Retecal, Retena, Reterioja, Spantel, Telecable, Tele2, Telefónica y Uni2), FACUA detectó el año pasado que Auna (902 500 060) y Ono (902 929 800 y 902 929 000) utilizan líneas 902 desde abril de 2003 y diciembre de 2002, respectivamente, mientras que Tele2 disponía de un teléfono 901 desde 2002. Sólo esta última compañía ha incorporado una línea gratuita (800 760 067).

Estos teléfonos de pago no sólo suponen un grave perjuicio para los usuarios, que se ven obligados a asumir un coste cuando presentan reclamaciones por deficiencias o irregularidades en el servicio, con llamadas de larga duración debido a la mala atención que ofrecen los teleoperadores, sino que contravienen la Orden del Ministerio de la Presidencia 361/2002 de 14 de febrero, que desarrolla el Reglamento del Servicio Universal de Telecomunicaciones de (Real Decreto 1.736/1998).

En su Capítulo VI, relativo a la publicidad de las condiciones de prestación del servicio, la Orden establece que los operadores de telefonía fija facilitarán información sobre las características y precios de sus servicios, la política de compensaciones y reembolsos, los mecanismos de resolución de litigios, entre otros temas, "en el teléfono de atención al público de que dispongan, o por escrito, si así lo solicita el usuario, que no deberá afrontar gasto alguno por su recepción".

El organismo de Ciencia y Tecnología se limitó a informar a FACUA el año pasado que había recibido alegaciones de uno de los operadores, Auna, pero en ningún momento notificó una resolución sobre las denuncias.

La Federación considera que la legislación que regula los sectores de telecomunicaciones (abarcando también telefonía móvil, Internet y televisión), electricidad, gas y agua debería establecer la obligación de que las compañías cuenten con líneas telefónicas gratuitas para la atención a los clientes, dado que en la inmensa mayoría de los casos estas empresas no tienen una red de oficinas para este cometido en cada localidad donde prestan sus servicios.

Ya somos 198.309