España se sitúa por debajo de la media de la OCDE en penetración de banda ancha tanto fija como móvil

La implantación móvil alcanzó el pasado mes de diciembre las 68,5 conexiones por cada 100 habitantes y un total de 31,47 millones de suscripciones móviles, lo que sitúa al país en el puesto quince de los treinta y cuatro países estudiados.

La penetración de la banda ancha tanto fija como móvil en España era a fecha de diciembre de 2013 inferior a la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por el organismo este martes.

En concreto, la penetración móvil en España alcanzó el pasado mes de diciembre las 68,5 conexiones por cada 100 habitantes y un total de 31,47 millones de suscripciones móviles, lo que sitúa al país en el puesto quince de los treinta y cuatro países de la OCDE. Este dato supone además una subida 9,3 puntos respecto al 59,2% registrado a fecha de junio de 2013.

Pese a este repunte, es inferior a la media de la organización, que se situó en 72,37 conexiones por cada 100 habitantes, frente a las 68,7 conexiones registradas seis meses antes, lo que significa que actualmente existen casi tres suscripciones de banda ancha móvil por cada cuatro habitantes en la OCDE.

El número total de suscripciones de banda ancha inalámbrica en los países miembros asciende a 909,7 millones, lo que supone un incremento del 14,6% respecto al dato de diciembre de 2012, gracias al continuado apoyo de la demanda de smartphones y tabletas.

Asimismo, Estados Unidos alcanza por primera vez una penetración de la banda ancha móvil del 100%, en concreto del 100,7%, lo que eleva a siete el número de países que superan este umbral: Finlandia (123,3%), Australia (114,4%), Japón (111,8%), Suecia (109,8%), Dinamarca (107,3%), Corea (103,8%) y Estados Unidos.

Banda ancha fija

En lo que a banda ancha fija se refiere, con 26,3 abonados por cada 100 habitantes, un punto más que en junio, España se sitúa en el puesto dieciocho de los treinta y cuatro países de la OCDE, también por debajo de la media del 27 conexiones por cada 100 habitantes de la organización.

Por tecnología, 20,3 de cada 100 españoles tenían conexión de banda ancha fija a través de DSL, mientras que 4,6 se decantaron por el cable y 1,4 por la fibra.

De acuerdo con los datos de la OCDE, Suiza encabeza el ranking en banda ancha fija, con 44,9 abonados por cada 100 habitantes, seguida de los Países Bajos (40,4) y Dinamarca (40). En total, la suscripciones en el conjunto de la organización ascendieron a 339 millones, frente a los 332,6 millones de junio.

Según los datos del organismo, el porcentaje total de abonados a línea DSL de la OCDE disminuyó hasta representar el 51,5% del total de conexiones, en beneficio del cable, que representa un 31,2% y, especialmente, de la fibra hasta el hogar, que ahora representan el 16,7% del total de suscripciones de banda ancha fija.

El fuerte crecimiento de la fibra en la banda ancha registrado en el conjunto de la OCDE es consecuencia de los grandes incrementos en países como Francia, España, Turquía y Reino Unido, aunque su penetración sigue siendo mucho mayor en Japón y Corea.

De hecho, la fibra representaba a diciembre de 2013 el 5,16% de todas las conexiones de banda ancha fija en España, después que las suscripciones aumentaran un 84,35% en un año.

Ya somos 190.557