FACUA considera positivo que la vivienda cuente con un ministerio y pide a Zapatero la participación real y efectiva del movimiento de consumidores

La Federación señala la necesidad de un ministerio específico de Consumo o, en su defecto, que la protección de los consumidores se incorpore al Ministerio de la Presidencia, dado carácter transversal y orientado al ámbito socioeconómico.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) valora de forma positiva el anuncio realizado por el futuro presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de que la vivienda contará con un ministerio y le pide que dé una participación real y efectiva a las asociaciones de consumidores en el desarrollo de éstas y otras políticas relacionadas con el Consumo.

FACUA señala asimismo la necesidad de un ministerio específico de Consumo o, en su defecto, que la protección de los consumidores se incorpore al Ministerio de Presidencia, dado su carácter transversal y orientado al ámbito socioeconómico. En este sentido, la Federación indica que todos los ministerios deberían contar con órganos centrados en la protección de los derechos de los usuarios que se interrelacionasen con aquél, rompiendo con la inercia de anteriores gobiernos.

En relación al anunciado Ministerio de la Vivienda, la Federación advierte que al freno a la especulación y el fomento de viviendas protegidas y en alquiler deben acompañárseles medidas para acabar con las irregularidades en los sectores la construcción, promoción e intermediación inmobiliaria, así como los abusos en los alquileres.

La compra de viviendas es, tras las telecomunicaciones, el sector sobre el que FACUA tramita mayor número de reclamaciones cada año.

Los motivos de las denuncias relacionadas con la compra de viviendas son, fundamentalmente, la existencia de defectos de construcción e incumplimientos de las calidades ofertadas, seguidos de cláusulas abusivas y vulneraciones de acuerdos contractuales, como retrasos en la entrega, anulaciones unilaterales de contratos, documentación no entregada al comprador o falta de cumplimiento de las garantías que el promotor debe ofrecer con respecto a cantidades abonadas antes de la firma de la escritura.

FACUA también señala la existencia de cada vez mayor número de irregularidades en el sector de la intermediación inmobiliaria, que van desde el cobro ilegal de dobles comisiones a comprador y vendedor a la imposición de condiciones de exclusividad claramente abusivas a los vendedores.

En lo que se refiere a los alquileres, objeto también de un número importante de denuncias de los consumidores, la Federación advierte que el Gobierno debe fomentar una actuación coordinada con comunidades autónomas y ayuntamientos para acabar, entre otras irregularidades, con la expulsiones de inquilinos de viviendas de renta antigua, especialmente de la tercera edad, a través de vías ilegales como manipulaciones de los contratos o la consecución de declaraciones de ruina tras el incumplimiento reiterado de las obligaciones de mantenimiento de los inmuebles.

Ya somos 198.301