En el modelo Genesis

EEUU sanciona a Hyundai con cerca de 13 millones de euros por defectos en los frenos

La compañía en lugar de solicitar en primer lugar que los vehículos fueran reparados, recomendó cambiar el líquido de frenos en los modelos afectados.

Hyundai tiene que pagar casi 13 millones de euros (17,35 millones de dólares) de multa por retrasarse en cambiar un defecto detectado en los frenos. Este problema afecta a sus vehículos de lujo Genesis, según ha informado la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras de EEUU (NHTSA).

El fallo se genera por la corrosión de componentes importantes del sistema de frenado que pueden reducir su efectividad e incrementar el riesgo de un accidente, como ha explicado la agencia reguladora estadounidense.

Hyundai sabía desde 2012 que el líquido para frenos utilizado en los modelos 2009 al 2012 de Genesis no inhibía suficientemente la corrosión en componentes clave de este sistema. Pero en lugar de solicitar que los vehículos se llevaran a reparación, la compañía instruyó a los distribuidores a cambiar el líquido de frenos en los vehículos afectados sin explicar las consecuencias que podría causar el no repararlos.

La empresa tampoco informó a los propietarios del modelo Genesis de las potenciales consecuencias en la seguridad. Hyundai llamó a reparación a 27.500 vehículos en octubre de 2012, unas horas antes de que el gobierno estadounidense abriera una investigación. Gracias a estas actuaciones cerca de 70% de los coches afectados ya están reparados.

Ya somos 188.766