Amena incumple la ley al cobrar siete euros por los recibos en papel, denuncia FACUA

La ilegalidad de esta actividad aparece explícitamente en el texto de la nueva normativa de defensa de los derechos de los consumidores.

Amena incumple la ley al cobrar siete euros por los recibos en papel, denuncia FACUA
FACUA entiende que no se puede obligar al consumidor a poseer un servicio de comunicación electrónica para consultar sus facturas, y que éstas son un documento que por derecho se debe recibir gratuitamente.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a Amena, una marca de la compañía de telecomunicaciones Orange, por cobrar ilegalmente 7,26 euros, IVA incluido, por el envío de las facturas en papel a los usuarios.

La asociación ha presentado su reclamación por esta práctica abusiva a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), así como a diferentes autoridades de protección al consumidor en varias comunidades autónomas.

La operadora indica en la sección Ayuda de su página web que "si quieres recibir la factura en papel debes solicitarlo a través del número de atención al cliente 900 900 705. El alta de la factura en papel tiene un único coste de 7,26€ IVA incluido, en concepto de gastos de gestión. El cargo vendrá reflejado en tu próxima factura como otros cargos".

La factura en papel debe ser gratis por ley

FACUA entiende que no se puede obligar al consumidor a poseer un servicio de comunicación electrónica para consultar sus facturas, y que éstas son un documento que por derecho se debe recibir gratuitamente.

En su escrito, FACUA recuerda el 13 de junio de 2014 ha entrado en vigor la última modificación de la ley general de defensa de los consumidores, que dedica un artículo expresamente a esta práctica abusiva y refuerza su prohibición. Ahora, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, recoge en su artículo 63.3 la ilegalidad de esta práctica de forma explícita, al indicar que "el derecho del consumidor y usuario a recibir la factura en papel no podrá quedar condicionado al pago de cantidad económica alguna".

Práctica denunciada desde hace un año

FACUA ha denunciado por segunda vez a Jazztel y Vodafone el pasado mes de junio por incurrir en esta práctica abusiva. En agosto de 2013 se presentó la primera reclamación ante el Instituto Nacional de Consumo (INC) –autoridad competente en la materia hasta el pasado mes de enero que se transformó en Aecosan- y las autoridades de protección al consumidor de varias comunidades autónomas por considerarla abusiva y un atropello a los derechos de los consumidores.

FACUA lamenta que un año después ninguna administración haya comunicado la aplicación de sanciones a pesar de que un informe del Instituto Nacional de Consumo (INC) –actualmente Aecosan- considera que el cobro por la emisión de facturas en papel es una "práctica abusiva" y "contraria a la buena fe". Igualmente, el documento, titulado Informe sobre la posible calificación como abusiva de la cláusula de un contrato que permite el cobro por la emisión de facturas en papel, recuerda –sobre la base de la ley vigente- que la factura electrónica debe ser siempre autorizada por el usuario y no impuesta por la compañía.

El INC añade que el cargo por la emisión en papel es una cláusula abusiva ya que "es una condición general incorporada a un contrato que no ha sido negociada individualmente y que, en perjuicio del consumidor, produce un desequilibrio importante entre los derechos de ambas partes, que es contrario a la buena fe por limitar los derechos reconocidos legalmente al consumidor".

Ya somos 188.948