La gasolina y el gasóleo suben un 0,7% en la antesala del puente de agosto

El aumento se da en paralelo a un abaratamiento del precio internacional del petróleo.

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 0,35% y del 0,7%, respectivamente, en la última semana, antes del inicio del puente de agosto, según datos recogidos a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

En concreto, el litro de gasolina se sitúa en 1,41 euros e interrumpe cuatro semanas consecutivas a la baja. Su precio es ahora un 0,2% superior al registrado en enero, si bien se encuentra un 3,2% por debajo de la misma semana del año anterior.

En cuanto al gasóleo, cuesta en la actualidad 1,324 euros e interrumpe también cuatro semanas consecutivas de abaratamientos. Su precio es un 2,4% inferior al de enero y un 2,9% inferior al de la misma semana de 2013.

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera 5,8 millones de desplazamientos para este fin de semana debido a las festividades del 15 de agosto, para la que ha diseñado un dispositivo especial.

Las subidas de precios de la última semana interrumpen una secuencia de abaratamientos a debido principalmente a la contención de las cotizaciones internacionales del petróleo. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se cambia en la actualidad por 103 dólares, un dólar menos que hace una semana, mientras que el Texas sweet light americano se sitúa en 97 dólares, un dólar más.

El petróleo a la baja mientras la gasolina sube

El llenado de un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta actualmente 77,5 euros, 30 céntimos más que hace una semana, mientras que, en el caso de un vehículo de gasóleo, el llenado supone unos 72,8 euros, unos 50 céntimos más.

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina asciende a 1,562 euros y a 1,588 euros en la zona euro. Por su parte, el litro del gasóleo asciende a 1,414 euros de media en la UE de los 28 y 1,389 euros en la Eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.

Ya somos 188.946