FACUA detecta una escasa competencia, tarifas muy elevadas, anuncios engañosos y cláusulas abusivas al comparar noventa y ocho ofertas de acceso a Internet

La Federación advierte que al imponer el mantenimiento de los contratos durante un año, los proveedores incurren en cláusulas abusivas que vulneran la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha comparado los precios de las noventa y ocho ofertas de acceso a Internet a través de tarifas planas y onduladas mediante la red telefónica básica (RTB), ADSL y cable que ofrecen diecisiete compañías. FACUA ha detectado una escasa competencia y tarifas muy elevadas, por lo que demanda una bajada de en torno al 40% en las principales tarifas planas a través de RTB y las de alta velocidad, de forma que el acceso mediante telefonía básica se sitúe en no más de 12 euros más IVA mensuales y tanto el ADSL como la banda ancha por cable baje a los 24 euros con una velocidad no inferior a los 256 kilobits por segundo (kbps.).

La Federación demanda al Gobierno que regule unos parámetros de calidad en los servicios acceso a Internet ya que los consumidores lo tienen muy difícil para reclamar a sus proveedores ante los fallos de conexión o problemas de lentitud del servicio.

En su estudio, FACUA ha analizado treinta y tres ofertas de acceso a Internet mediante RTB, cuarenta y ocho a través de ADSL de 128, 256 y 512 kbps. y diecisiete mediante banda ancha por cable de entre 128 y 600 kbps.

Los principales proveedores de acceso tienen tarifas idénticas o muy parecidas y la competencia en precios se reduce a promociones no siempre claras por las que regalan el dispositivo para conectarse a Internet (módem o router), eliminan la cuota de alta o reducen el precio de las primeras mensualidades. FACUA advierte que los regalos llevan implícita la obligación de permanecer al menos un año con el contrato y que hay anuncios engañosos donde se presentan tarifas gancho ocultando o disimulando que sólo se aplican los primeros meses.

Telefonía básica (RTB)

Doce de las compañías objeto del estudio ofrecen tarifas planas (24 horas) y onduladas a través de la telefonía básica. De los treinta y tres productos comparados, doce ofrecen acceso a Internet de 24 horas.

Como operador dominante, Telefónica de España ofrece a través de su red una tarifa ondulada a la que están adscritos más de un centenar de proveedores y cuyo precio y horario está regulado por el Gobierno. FACUA reivindica que esta tarifa ondulada (que no plana) aprobada en 2000 debe aumentar su duración a las 24 horas y bajar el precio a los 12 euros mensuales. La tarifa actual, 16,53 euros por navegar de lunes a viernes entre las 18:00 y las 8:00 horas así como los sábados, domingos y festivos nacionales, no satisface las necesidades de los usuarios ni fomenta la competencia y continúa suponiendo una barrera para el acceso a la Red de buena parte de la población y, con ello, para el desarrollo de la llamada Sociedad de la Información.

La tarifa plana real más económica es la de Auna (sólo a través de su red de cable), al precio de 18 euros al mes más IVA, seguida por las de Arsys, 19,49 euros, Terra, Wanadoo y Ya.com, que la ofrecen por 19,90 euros (siempre más IVA).

Las tarifas planas y onduladas de Auna, Arsys y Ya.com sólo permiten conectarse a Internet desde un número de teléfono, mientras que en el caso de Terra y Wanadoo, las de 24 horas sí tienen movilidad geográfica para las conexiones, siempre que se trate de líneas de Telefónica, pero no sus tarifas onduladas.

Por otro lado, cabe destacar la tarifa ondulada de diecisiete horas de Jazztel por 12,40 euros, aunque sólo la ofrece a este precio a clientes preasignados en sus servicios de voz (marcación directa sin necesidad de teclear prefijo) y para el resto sube a los 16,53 euros. El horario es de lunes a viernes de 15:00 a 8:00 horas y las 24 horas de los sábados, domingos y festivos nacionales.

Arsys, Terra, Wanadoo y Ya.com también ofrecen tarifas onduladas que amplían el horario tradicional, comenzando a las 15:00 horas en lugar de a las 18:00 horas. El primero la oferta a 15,49 euros mensuales y las del resto rondan los 16,00 euros. Es destacable que Terra también amplía la duración del servicio hasta las 10:00 horas, en lugar de las 8:00 horas, con lo que su tarifa ondulada alcanza un total de diecinueve horas.

Con el horario de 18:00 a 8:00 horas en días laborables, la oferta menos cara es la de Ya.com, por 13,90 euros mensuales, seguida de los 14,99 euros de Arsys.

Cabe destacar que Wanadoo ofrece tarifas planas de voz y acceso a Internet, para clientes preasignados con Uni2, tanto en RTB como ADSL.

ADSL

En cuanto al ADSL, se han comparado cuarenta y ocho ofertas de nueve proveedores, que varían en función de la velocidad (128, 256 y 512 kbps.), el horario (tarifa plana u ondulada) y el dispositivo de conexión (módem o router con conexión USB o router inalámbrico).

El ADSL (asymmetrical digital subscriber line o línea de subscripción asimétrica digital) es una tecnología de transmisión que permite a los hilos telefónicos de cobre convencionales la transmisión de datos a una mayor velocidad (hasta 16 megabits por segundo) mediante técnicas de compresión.

Hay dos ofertas de tarifa plana para ADSL a 128 kbps., ofrecidas por Wanadoo y Ya.com (además de tres combinados con tarifas planas de voz de Wanadoo) y ambas tienen la misma cuota mensual, 32,90 euros.

En 256 kbps., los nueve proveedores ofrecen un total de veinte productos para navegar las 24 horas y la cuota mensual de la mayoría es de 39,00 o 39,07 euros mensuales. Aunque algunas ofertas tienen leves variaciones a la baja o al alza con respecto a esta cifra, sólo Arsys se diferencia de forma notable con una cuota mensual de 29,90 euros, un 23% por debajo.

Asimismo, tres compañías ofertan tarifas onduladas a 256 kbps. Tiscali tiene tres, 29,50 mensuales si el usuario utiliza su propio equipo o 31,50 euros si acepta el módem de regalo o compra a la empresa el router. Su horario es de 15:00 a 8:00 horas los días laborables y los fines de semana completos. Las de Terra y Wanadoo cuestan 29,90 euros mensuales, pero de lunes a viernes comienzan tres horas más tarde, a las 18:00.

El acceso a 512 kpbs. tiene ocho ofertas de seis proveedores, todas ellas de 24 horas. Las cuotas mensuales también son muy parecidas. Las menos caras, los 67,95 euros de Tiscali (69,95 si se incluye el mÓdem de regalo o se le compra el router), los 69 de Arsys, los 69,95 de Spansurf y los 69,98 de Ya.com.

Los proveedores de ADSL obligan a mantener el contrato durante al menos un año, o dos en el caso de Terra, cuando regalan a los usuarios el dispositivo de conexión al darse de alta.

Banda ancha por cable

FACUA también ha comparado las diecisiete ofertas de acceso a la Red mediante la llamada banda ancha de seis compañías de cable, a velocidades ofertadas de 128, 150, 256, 300 y 600 kbps. Todas son de 24 horas, salvo los accesos a 150 kpbs. ofertados por el operador gallego R.

En 128 o 150 kpbs., las ofertas más económicas son los 27,05 euros mensuales de Retena y Reterioja, compañías que integran el grupo Tenaria y operan en Navarra y La Rioja.

En los accesos a 256 o 300 kbps., Retecal es el proveedor con el precio más bajo, 35,75 euros al mes. El único proveedor que ofrece la velocidad de 600 kbps. es Auna, por 79 euros mensuales.

En cable, sólo Auna obliga a permanecer dado de alta un año como mínimo ya que es la única que regala el cable-módem a sus clientes.

Hay compañías que no permiten contratar el servicio de Internet de banda ancha de forma individual, sino combinado con televisión y/o teléfono. Asimismo, todos los operadores de cable ofrecen paquetes que suman Internet con sus otros servicios (no incluidos en el estudio salvo en los casos anteriores) y suponen precios más económicos que si se contratan por separado.

'Regalos' y 'descuentos'

Ninguno de proveedores de acceso a Internet a través de la red telefónica básica, salvo Arrakis, cobra cuota de alta. En el caso del ADSL y la banda ancha por cable, los precios de las altas oscilan entre 30 y 90 euros, pero la mayoría de los proveedores no cobran este concepto o tienen promociones temporales (que generalmente se renuevan constantemente) que lo eliminan o le aplican descuentos.

En cuanto al módem o router, casi todos los proveedores de ADSL presentan promociones en las que lo regalan o lo venden aplicándole descuentos. En la banda ancha por cable, Auna ofrece el cable-módem gratis y el resto de proveedores plantea la opción de tenerlo en alquiler (algo que también hace Jazztel en el ADSL).

Clientes cautivos

Pero como contrapartida por estos regalos y descuentos, Arsys, Spansurf, Telefónica, Tiscali, Jazztel (salvo si el usuario usa su propio módem o router), Wanadoo y Ya.com obligan a los clientes a permanecer dados de alta al menos doce meses y, en el caso de Terra, dos años. En la banda ancha por cable, Auna impone mantener el servicio durante un mínimo de un año.

Las compañías incurren en publicidad engañosa, vulnerando el artículo 4 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, al no advertir de este requisito en sus anuncios. Y es que cuando se oferta el alta, módem, router y las primeras cuotas mensuales gratis o con descuentos, debe informarse que en caso de no permanecer el tiempo mínimo exigido unilateralmente en el contrato, el cliente estará obligado a abonar el importe de todas o algunas de las citadas bonificaciones.

Pero hay compañías que van mucho más allá, estableciendo además en sus contratos cláusulas abusivas que obligan al usuario a abonar las cuotas pendientes hasta completar el año e incluso indemnizaciones o penalizaciones sumadas a estas cantidades. Así, si un usuario decidiese cambiar de compañía dos meses después de haberse dado de alta en el servicio de ADSL, podría encontrarse con que su proveedor le exige 452,40 euros por las diez mensualidades que faltan hasta completar el año (tomando como referencia la tarifa más frecuente en servicio de tarifa plana a 256 kbps., 39,00 euros mensuales más el 16% de IVA) y ello sin contar el precio del alta y del módem o router que le regaló al contratar el servicio.

"La imposición de una indemnización desproporcionadamente alta, al consumidor que no cumpla sus obligaciones" es definida como una cláusula abusiva por la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios en su Disposición Adicional Primera (apartado I, cláusula 3ª). En dicha disposición de la Ley, relativa a las cláusulas abusivas, también se considera abusivo el hecho de que si es la empresa la que rescinde el contrato, el consumidor no tenga derecho a la misma indemnización establecida a sensu contrario (apartado III, cláusula 16ª). Por otro lado y dado que hay proveedores que se reservan en los contratos el derecho de darlos por concluidos unilateralmente, es importante tener en cuenta que la Ley define como cláusula abusiva "la autorización al profesional para rescindir el contrato discrecionalmente, si al consumidor no se le reconoce la misma facultad" (apartado III, cláusula 17ª).

Asimismo, el artículo 10 bis de la Ley considera abusivas "todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".

Ya somos 190.846