Consumur recuerda que los centros educativos no pueden imponer la librería donde adquirir los materiales

El consumidor que tiene libertar para elegir el establecimiento y puede denunciar si éste es impuesto por el centro educativo

La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios, Consumur, integrada en FACUA ofrece recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, el sobreendeudamiento.

Material escolar y libros de texto

Consumur ha detectado que algunos centros educativos imponen la librería donde adquirir los libros de texto, una irregularidad que debe ser denunciada por los consumidores que se encuentren ante esa situación. La asociación recuerda que los centros escolares no pueden obligar a los padres a adquirir los libros de texto ni el material escolar en ningún establecimiento concreto.

La organización recomienda comparar los precios en distintos comercios, pues los importes son diferentes dependiendo del establecimiento en el que se adquieran.

Para reducir el gasto del material escolar, Consumur recomienda comparar los precios en diversos comercios y comprar en aquellos donde se apliquen los máximos descuentos. También advierte que un establecimiento pudiera tener precios competitivos en los libros de texto y no tanto en el resto del material escolar.

En este aspecto, las marcas o la presencia de personajes famosos para los niños, determinan más el precio que la propia calidad del producto. Un producto de una marca muy publicitada puede tener un precio bastante más caro que otro de nombre desconocido, sin que necesariamente existan diferencias en su calidad, por lo que se aconseja comparar precios y calidades de distintos productos y en varios establecimientos.

Uniforme y ropa

En cuanto al gasto relativo al uniforme y ropa, destacar que el centro educativo no puede obligar a los padres a adquirir la vestimenta en un establecimiento concreto.

Consumur recomienda escalonar las compras, en la medida de lo posible, y comparar los precios.

Ya somos 190.546