Telefónica subirá sus cuotas fijas hasta 5 euros por factura a partir de abril, siete veces el IPC

Los clientes que quieran dar de baja el alquiler del teléfono, el Servicio Integral de Mantenimiento y los servicios suplementarios para no abonar la nueva cuota de 7,78 euros por factura tienen que notificarlo por escrito con acuse de recibo y Telefónica debe recoger el aparato en el domicilio.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que a partir del 1 de abril, Telefónica de España subirá sus cuotas fijas hasta 4,96 euros (4,28 euros más IVA, redondeando siempre las cifras a dos decimales) por cada factura bimestral, una variación del 15% que multiplica por siete el último incremento interanual del IPC hecho pública por el Instituto Nacional de Estadística, del 2,1%, correspondiente a febrero. Se trata de una subida de 1,28 euros (1,10 euros más IVA) en las dos cuotas de abono que se repercuten en cada factura y otra de 3,68 euros (3,18 euros más IVA) bimestrales en la denominada Línea Básica.

Por un lado, Telefónica volverá a aumentar el precio de su cuota de abono, pasando de los 14,64 euros (12,62 euros más IVA) que cobraba desde enero de 2003 a 15,28 euros (13,17 euros más IVA). Este concepto aumentará en un 4,35%, con lo que su subida desde la liberalización de las telecomunicaciones se sitúa ya en el 76%, casi cuatro veces el IPC estimado en este periodo.

Asimismo, millones de clientes de Telefónica que cuentan con un terminal de la compañía en alquiler (los nuevos Domo o los antiguos Forma) se encontrarán con una desproporcionada subida del 90%, en el precio de la Línea Básica. Así, los 4,09 euros (3,53 euros más IVA) bimestrales que costaba contar con un aparato en alquiler, la garantía de resolver las averías en su línea, equipo asociado y red interior en un máximo de 24 horas y servicios suplementarios como el Desvío Inmediato de Llamadas y la Llamada a Tres, se convertirán en 7,78 euros (6,71 euros más IVA) en cada factura.

FACUA advierte que los clientes que quieran dar de baja el paquete de servicios incluido en la Línea Básica para no abonar la nueva cuota de 7,78 euros por factura (por poco más puede adquirirse en el mercado un teléfono en propiedad), tienen que notificarlo a Telefónica por escrito con acuse de recibo. Tras la recepción de la solicitud de baja, la compañía no podrá seguir cobrando la cuota, independientemente del tiempo que tarde en recoger el aparato en el domicilio. La Federación indica que es Telefónica quien tiene que desplazarse a recuperar el teléfono en alquiler, ya que los teleoperadores del 1004 suelen indicar incorrectamente al usuario que hasta que no deposite el terminal en una Tienda Telefónica, la compañía no está obligada a dejar de cobrarle la cuota.

Telefónica ha descrito la subida de la Línea Básica pretendiendo maquillarla con una peculiar bajada tarifaria y disfrazándola como una medida supuestamente beneficiosa para "la mayoría de los usuarios".

Actualmente, la Línea Básica incluye un Servicio Integral de Mantenimiento (SIM), al precio de 7,14 euros bimestrales, aparejado obligatoriamente al Desvío Inmediato de Llamadas y la Llamada a Tres, que suman otros 2,40 euros por factura. Telefónica aplica un descuento de 6,01 euros a todos los clientes que consumen más de 6,01 euros bimestrales en conversaciones no metropolitanas o un total de 12,02 euros en llamadas a cualquier destino (en ambos casos exceptuando los prefijos 90x). Así, el SIM y los servicios suplementarios suponen un coste bimestral de 3,53 euros (9,54 euros menos los 6,01 euros de descuento). Los usuarios también pueden optar por pagar únicamente el alquiler del aparato, pero su coste es superior, 4,14 euros bimestrales (4,25 euros a partir de abril).

A partir de abril y según el documento de Telefónica, el precio del SIM bajará 0,83 euros (pasando de 7,14 a 6,31 euros bimestrales) y el descuento de 6,01 euros por factura "se sustituye por una bonificación fija de 1,00 euro/mes por cada Línea Básica, independientemente del consumo". Es decir, los clientes ya no pagarán 3,53 euros, sino 6,71 euros (6,31 euros del SIM más los 2,40 euros de los servicios suplementarios, menos los 2,00 euros que se bonificarán cada dos meses).

Y según Telefónica, "esto permite que se beneficie la mayoría de los usuarios" ya que ahora todos los que tengan contratada la Línea Básica recibirán un descuento y no sólo los que tengan un consumo superior a los 6,01 euros bimestrales en llamadas no metropolitanas. FACUA duda que la mayoría de los usuarios consuma menos de 3,00 euros al mes en llamadas a móviles, cifra que se alcanza con sólo realizar doce llamadas de duración inferior a un minuto en horario normal.

Ya somos 198.214