Trece detenidos y seis imputados en Cádiz por más de 50 operaciones fraudulentas sobre créditos al consumo

Entre los responsables figura personal de concesionarios de automóviles, agentes comerciales y particulares.

La Policía Nacional ha detenido a trece personas e imputado a otras seis que supuestamente habían formado una red criminal que operaba dentro y fuera de la provincia de Cádiz, y se dedicaba a defraudar a entidades de crédito al consumo y a particulares. Los detenidos están, tras pasar por dependencias judiciales, en libertad con cargos.

El grupo de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría Provincial de Cádiz estima que las cantidades defraudadas pueden superar los 500.000 euros a la espera de finalizar la investigación, en la que no se descartan nuevas detenciones.

Los estafadores se servían de documentación falsificada para solicitar, a través de intermediarios financieros autorizados, financiación de vehículos a motor que finalmente no se adquirían por el cliente o prestatario final, tan sólo se simulaban las compraventas.

Una vez la entidad financiera efectuaba el desembolso, en la cuenta de uno de los intermediarios se repartían entre varios el dinero en forma de comisiones, y el sobrante al prestatario final, quien habría acudido a este tipo de individuos para obtener una cantidad todavía menor a lo solicitado por los supuestos estafadores, pero teniendo que pagar unos intereses muy por encima de lo deseado y fingir ser el comprador de un vehículo que normalmente se encontraba traspasado a otro titular ajeno a la operación fraudulenta.

Los estafadores captaban a personas con escasos recursos económicos y con dificultad para obtener un crédito a través de entidades bancarias a través de páginas web de venta de segunda mano o creadas al efecto. En dichas web ofrecían todo tipo de servicios financieros e inmobiliarios ficticios.

De la trama formaban parte tanto personal de concesionarios de venta de automóviles, como agentes comerciales, particulares y los propios estafadores que operaban tanto en la provincia de Cádiz como en otras ciudades andaluzas. El nexo de unión era uno de los presuntos estafadores localizado en Cádiz.

Más de 50 operaciones fraudulentas

Tras el registro practicado por la Policía en un concesionario de la ciudad de Cádiz, los investigadores constataron una "intensa actividad fraudulenta que se remontaba hasta el año 2007", según se indica en el comunicado facilitado por el Cuerpo Nacional de Policía.

Los agentes del grupo de Delincuencia Económica y Fiscal han esclarecido con esta investigación más de 50 operaciones  fraudulentas a entidades de crédito al consumo, que se han personado como denunciantes en los distintos juzgados de la provincia de Cádiz que han llevado la instrucción de la causa.

Entre los efectos intervenidos se encuentran varios vehículos que formaban parte del pago en especie por los servicios prestados por estos estafadores. Además, se ha detectado la utilización de coches dados de baja con documentación falsificada de la Dirección General de Tráfico. La Policía también se ha incautado de documentación falsa de la Dirección General de la Seguridad Social para acreditar los ingresos económicos.

Ya somos 190.557